El presidente del Senado, Martí Batres Guadarrama, señaló que la Ciudad de México se sumó a las entidades federativas que respaldaron la minuta de reforma educativa.

Con 46 votos a favor, 13 en contra y cero abstenciones, detalló, el Congreso de la Ciudad de México ratificó la iniciativa que, se prevé, será declarada constitucional por la Comisión Permanente del Congreso de la Unión en la sesión de este día, al contar ya con el aval de 20 congresos locales para tal fin.

Los congresos estatales que aprobaron la reforma son: Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Zacatecas, Michoacán, Puebla y Ciudad de México. 

Esta mañana, en su conferencia habitual, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que "la nueva reforma educativa, que tienen otros propósitos, sobre todo el de que ya no se ofenda a los maestros de México, que se les respete y que todo lo que se haga para mejorar la calidad de la educación, sea de común acuerdo con ellos".

Al hablar a favor de la minuta, el diputado Eleazar Rubio Aldarán, de Morena, dijo que la presente reforma es parte de lo que su partido ofreció en campaña; "se realizó con la venia de los maestros y padres de familia, principales actores de la propuesta del nuevo sistema educativo".

En el mismo sentido, Guadalupe Morales Rubio, también de Morena, señaló que más que una reforma se trata de una reivindicación, “al quehacer de los maestros que han forjado su vida, esfuerzo y dedicación y han pasado por sí mismos para dar a todos lo mejor de ellos”.

Al hablar en contra de la minuta, el diputado Diego Orlando Garrido López, del Partido Acción Nacional (PAN), aseguró que con esta reforma se le da un obsequio a los líderes sindicales en el marco del Día del Maestro, pues el documento abre la puerta a la compra y venta de plazas, al control de los sindicatos de al menos 50% de estas.

Ahora “será por dedazo la elección de quien puede o no ser maestro, sin conocimiento, actitudes y capacitación”, acusó.

El líder de la bancada panista, Mauricio Tabe Echartea, reprochó que el Congreso de la Ciudad de México ha cometido dos errores graves: el primero es que se le ha hecho tarde para sacar adelante reformas a las leyes secundarias; y, el segundo, entender “la ley y asumir facultades cuando no nos corresponde”.

Circe Camacho Bastida, del Partido del Trabajo (PT), consideró que la reforma tiene una relevancia especial para quienes han participado de manera activa en el movimiento estudiantil, académicos de protesta social, que han luchado por seis años para revertir la que impuso la administración federal anterior.

A su vez, Teresa Ramos, del Partido Verde, consideró que la reforma representa el primer paso para la conformación de un marco jurídico en materia educativa mucho más armónico a las exigencias actuales de la sociedad.

Entre los puntos más sobresalientes de la reforma, destaca la desaparición el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), que será sustituido por el Centro Nacional para la Revalorización del Magisterio y la Mejora Continua de la Educación.

Se crea un Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros, en el que Federación tendrá la rectoría, y un Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

No habrá evaluaciones punitivas ni obligatorias para los maestros, quienes tendrán derecho a un sistema de formación gratuito.

Los artículos reformados son el 3, 31 y 73 constitucionales; algunos cambios prevén incluir en los planes y programas de estudio la enseñanza de las matemáticas, la lecto-escritura, la literacidad y la educación sexual y reproductiva.