El Congreso de la Unión declaró formalmente comenzados los trabajos del segundo periodo de sesiones para el que también es el segundo año de ejercicio de la LXII Legislatura.

En una ceremonia de aproximadamente 30 minutos en la que se entonó el Himno Nacional y se leyó el acta de apertura, el presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro, el panista Ricardo Anaya, realizó la declaratoria formal de inicio de trabajos, luego de dar por concluidos los trabajos de la Comisión Permanente que iniciaron apenas fue aprobada la reforma energética el pasado 12 de diciembre.

La escasa duración de la ceremonia de apertura de trabajos obedeció además a que ninguna de las fracciones políticas presentó postura alguna sobre los temas que el Congreso discutirá en las próximas semanas, además de que tampoco el jefe del Ejecutivo hizo llegar una iniciativa preferente para la aprobación de nuevas legislaciones, como las leyes secundarias en materia energética y de telecomunicaciones.

Sin embargo, Ricardo Anaya aseguró que los legisladores aprobarán en el ordinario las legislaciones secundarias:

Vamos discutirlas y votado antes de que concluya el periodo de sesiones. Ese es nuestro compromiso. Son cuatro grandes prioridades: la legislación secundaria en materia de competencia económica, de telecomunicaciones, política electoral y energía , señaló.

PENDIENTES

El Poder Legislativo tiene en su agenda la misión de desahogar poco más de 50 pendientes. Entre ellos modificar, eliminar o crear entre 26 y 30 nuevas leyes secundarias. Sólo para la reforma de telecomunicaciones son entre 11 y 14 leyes reglamentarias las que deben reformarse.

En materia energética, el Congreso debe definir los mecanismos regulatorios en materia de combate a la contaminación ambiental en el sector, la manera en que se destinarán los recursos generados por la explotación de los recursos energéticos que realicen las empresas privadas como ahora contempla la nueva legislación.

En cuanto al tema político-electoral, los diputados deben afinar las leyes secundarias que echen a andar al nuevo Instituto Nacional Electoral (INE) que ayer sustituyó al Instituto Federal Electoral (IFE), también deben legislar sobre la Fiscalía General de la República, que igualmente sustituyó a la PGR.

Igualmente deben realizar cambios a las legislaciones en materia de transparencia y que alcanzan al IFAI, así como revisar y en su caso modificar las leyes sobre el Código Único de Procedimientos Penales, entre otras normas más.

A la ceremonia de apertura del segundo periodo ordinario de sesiones sólo asistieron 317 de los 500 diputados y 89 de los 126 senadores que en su conjunto componen ambas cámaras del Congreso de la Unión.

nlb