El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que si bien la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) congeló las cuentas de la extitular de Sedesol y Sedatu, Rosario Robles, no se le deben hacer juicios sumarios, sino permitir que la Fiscalía General de la República realice las investigaciones correspondientes.

En conferencia de prensa en Valle de Bravo, Estado de México, donde esta mañana encabezó la reunión del gabinete de seguridad federal, López Obrador dijo que el congelamiento de las cuentas a Robles y Emilio Zebadúa, forma parte de una indagatoria de FGR por el tema del caso llamado “Estafa Maestra”.  

“Acerca de la congelación de las cuentas. Son procesos que está llevando a cabo la Fiscalía General, y seguramente están solicitando información a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda. Esta Unidad de Inteligencia Financiera actúa porque se lo solicitan instancias gubernamentales, incluso, hay acuerdos internacionales, sobre todo, en lo relacionado con el lavado de dinero.

“Entonces, la Fiscalía General es la que tiene este proceso en curso y es muy probable que se haya solicitado la congelación de las cuentas para continuar con la investigación.

“También no podemos nosotros condenar a nadie, no se pueden hacer juicios sumarios, se tiene que cuidar siempre la dignidad de las personas, y es la autoridad competente la que resuelve. Hasta ahí puedo decir”, comentó el López Obrador.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público aseguró las cuentas de la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles, y su exoficial mayor, Emilio Zebadúa, debido a los supuestos desvíos en el caso de la “Estafa Maestra”.

Los delitos por los que se les acusa no merecen prisión preventiva, por lo que podría llevar su proceso en libertad.

[email protected]