La Procuraduría General de la República (PGR), confirmó la noche de ayer domingo que los cuerpos encontrados en un auto Kia en la calle 8 de mayo, municipio de Xalisco, Nayarit, la semana pasada, corresponden a Octavio Martínez Quiroz y Alfonso Hernández Villavicencio, dos elementos de la AIC, levantados por criminales del cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) el pasado 5 de febrero, mientras se encontraban francos y asistían a una fiesta.

El Agente del Ministerio Público Federal, que se había comprometido a dar a conocer los resultados entre el domingo 18 y martes 20 de febrero, informó que a través de estudios de genética forense realizados por expertos en la materia de la Coordinación General de Servicios Periciales, se logró determinar que los cuerpos pertenecen a los dos elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Se agregó, que los restos de los dos policías de investigación fueron entregados a los familiares para la realización de las exequias correspondientes, además, que los familiares han estado acompañados por especialistas en sicología, para su pronta resignación, debido a los traumas que causaron primero al observar cómo fueron obligados por los criminales a leer un documento contra la lucha contra el crimen y después ser asesinados.

La PGR enfatizó que “lamenta y condena este terrible hecho y expresa su solidaridad con el sentir de las familias’’, además que en coordinación con otras instituciones de seguridad del Gobierno de la República, continuará con los trabajos para dar con los posibles responsables de este deplorable suceso.

[email protected]