La Auditoría Superior de la Federación (ASF) aplicó diversas revisiones al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en las que detectó, por ejemplo, debilidades en la cobertura para evaluar los programas sociales desplegados a nivel estatal y municipal, así como para generar un mecanismo de seguimiento y conocer el avance de las recomendaciones que emite, entre otras.

Ya sea en lo individual o como parte de auditorías que incluyen a otras dependencias federales, como la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la ASF ha auditado al Coneval como parte de sus revisiones a las cuentas públicas 2009, 2012 y 2015.

En la última de estas auditorías, la de la Cuenta Pública 2015, se evaluó el papel del Coneval en la implementación del Sistema de Evaluación del Desempeño (SED) —que se encarga de monitorear la aplicación de recursos federales a nivel local— junto con Hacienda.

“Respecto a la participación de la SHCP y del Coneval, como instancias coordinadoras del SED, así como de las dependencias responsables de los fondos y programas del gasto federalizado, su actuación presenta insuficiencias, ya que han sido limitadas en su acompañamiento a las entidades federativas”, refirió en ese entonces la ASF.

Asimismo, la ASF recomendó al Coneval que emitiera una propuesta metodológica para realizar evaluaciones externas de los fondos y programas con gasto federalizado.

De acuerdo con el mismo órgano de evaluación, las recomendaciones giradas se solventaron.

Por otra parte, en la auditoría de la Cuenta Pública 2012 se fiscalizó el trabajo del Coneval en cuanto a su objetivo de evaluar los programas sociales.

En dicho ejercicio destacó la recomendación 12-1-20VQZ-07-0410-07-009, en la que se solicitó al Coneval que “considere en las políticas y procedimientos para cuantificar los programas que deben utilizar los criterios para la medición de la pobreza, el análisis de las reglas de operación de los programas sociales, a fin de identificar la totalidad de programas dirigidos a superar la pobreza”.

Esta recomendación, según el sistema de seguimiento de auditorías de la ASF, tiene “seguimiento concluido”.

En total, la ASF emitió nueve observaciones, de las cuales se generaron 12 recomendaciones al desempeño del Coneval, a las cuales se dio cumplimiento, según el propio órgano de evaluación de la pobreza.

Por último, en la auditoría perteneciente a la Cuenta Pública 2009 se emitieron 13 recomendaciones.

Entre las áreas de oportunidad que tuvo el Coneval, según la auditoría de la ASF, estuvo la falta de mecanismos de seguimiento a las recomendaciones que emitió.

En la recomendación 09-1-20VQZ-07-0066-07-002, se solicitó al órgano evaluador de la política social que definiera “indicadores para medir la contribución de la medición y análisis de la pobreza en la mejora de los procesos de planeación, operación, ejecución y evaluación de la política de desarrollo social”.

En este mismo sentido fue la recomendación 09-1-20VQZ-07-0066-07-005, en la que se pidió al  Coneval que “desagregue, en los informes de evaluación de las políticas y programas sociales que elabore, la información del número y tipo de recomendaciones que emita por programa, meta y acción de la política de desarrollo social, conforme a los conceptos siguientes: corrección, modificación, adición, reorientación, o suspensión total o parcial”.

De acuerdo con información de la página del Coneval, el 13 de octubre del 2011 la ASF informó al consejo que cumplió con las recomendaciones emitidas.

Programas para el 2019

Como informó El Economista en su edición del 6 de agosto, en la pasada década (2008-2018), durante las gestiones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, el número de programas sociales se redujo, aunque los recursos económicos aumentaron y se concentraron en algunos programas.

Para este 2019, con la administración de Andrés Manuel López Obrador, el Coneval tiene registrado que se aplicarán 150 “programas y acciones federales de desarrollo social”, cuyo costo será de alrededor de 1 billón 32,146 millones 820,000 pesos.

Esta cifra significa la mayor erogada en comparación con los últimos 10 años. De acuerdo con el mismo Coneval, el año pasado, último de la presidencia de Enrique Peña Nieto, se consideraron también 150 programas sociales, cuyo costo fue de un poco más de 910,000 millones de pesos.

Según la información del Coneval, en este año se desplegaron 17 nuevos programas sociales, cuyo costo es de 131,849 millones de pesos.

Posiciones de la ASF y el Coneval

  • La ASF evaluó al Coneval como parte de las revisiones a las Cuentas Públicas 2009, 2012 y 2015.
  • Dos de ellas, la del 2009 y del 2012, fueron auditorías en específico al trabajo que realiza el Coneval, mientras que la del 2015 formó parte de una auditoría de varias dependencias.
  • Entre las observaciones estuvo que el Coneval diera seguimiento a las recomendaciones que él mismo dictamina sobre programas sociales.
  • De acuerdo con el Coneval, las recomendaciones recibidas por la ASF han sido cumplidas.
  • En el caso de la auditoría del 2009, el Coneval pidió a la ASF ser más clara con sus recomendaciones.
  • Para este 2019 habrá 17 nuevos programas sociales implementados por la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Nunca los pobres habían recibido tanto como ahora: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador evitó pronunciarse acerca del informe que presentó el lunes el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en el que destacó que en la última década (2008-2018), los avances en la reducción de los niveles de pobreza se estancaron.

“No he visto el reporte completo del Coneval, lo voy a revisar. Lo que sí le puedo decir, independientemente de los números, de lo cuantitativo, es que el objetivo del gobierno, el objetivo principal es combatir la pobreza”, dijo el presidente López Obrador.

¿Qué cifra de personas en situación de pobreza se compromete usted a dejar una vez que termine el sexenio?, se le preguntó al primer mandatario.

“No tiene sentido eso, vamos a esperarnos. Lo que sí les puedo decir es que, y eso lo puedo probar, nunca los pobres habían recibido tanto como ahora, alrededor de 300,000 millones de pesos para programas de Bienestar, como nunca. Entonces, esto tiene que dar buenos resultados”, respondió el Ejecutivo. (Con información de Jorge Monroy)

[email protected]