La libertad otorgada a una víctima de tortura tres años después de ocurridos los incidentes demuestra la estrategia fallida de políticas de seguridad para combatir el crimen organizado en México, denunció Amnistía Internacional.

La noche del martes fue liberado Adrián Vázquez Lagunes, chofer de transporte público y padre de cuatro hijos. Esta puesta en libertad ocurre más de tres años después de que fue arrestado, torturado por policías estatales de Baja California y acusado de ser un narcotraficante de alto nivel por parte de la Procuraduría General de la República.

Este martes un juez local resolvió que no había evidencia para sostener los cargos en su contra.

El caso de Adrián es un ejemplo más de cómo la estrategia de seguridad del gobierno mexicano ha fallado en combatir el crimen organizado, y en su lugar está creando condiciones para torturar a las personas que son detenidas y para involucrarles en crímenes que no han cometido , dijo Madeleine Penman, investigadora para México de Amnistía Internacional.

Adrián y su familia merecen una reparación integral por todo el sufrimiento físico y emocional que les ha sido causado , expuso.

Adrián Vázquez tiene 33 años y cuatro hijos. Fue detenido mientras conducía en Tijuana, estado de Baja California, el 26 de septiembre del 2012.

Durante 12 horas permaneció bajo custodia, lapso en que la policía del estado lo sometió a amenazas, palizas y semiasfixia. Los elementos policiacos le introdujeron agua por la nariz hasta llenarle los pulmones.

Vecinos de la víctima vieron cómo los policías golpeaban a Adrián cuando lo llevaron a su domicilio para realizar un registro. Después lo presentaron ante los medios de comunicación afirmando que era un conocido narcotraficante.

Desde su detención, la abogada de Adrián ha demostrado que el vehículo en el que éste viajaba no era robado, que en el registro de su detención hay irregularidades y que las autoridades no han demostrado que las armas y drogas supuestamente halladas sobre la persona de Adrián Vázquez estén relacionadas con él.

[email protected]