En una ceremonia solemne, sin ciudadanos y enmarcada por la pandemia del coronavirus, se llevó a cabo ayer 16 de septiembre, el desfile militar por el 210 Aniversario de la Independencia de México en el Zócalo capitalino, donde el presidente Andrés Manuel López Obrador entregó la condecoración “Miguel Hidalgo” a 58 médicos y enfermeras que participan en la lucha contra el Covid-19.

La condecoración “Miguel Hidalgo” es la más alta presea que otorga nuestro país a sus nacionales para premiar méritos eminentes o distinguidos, conducta o trayectoria vital ejemplar, relevantes servicios prestados a la patria o a la humanidad o actos heroicos en término de la Ley de Premios, Estímulos y Recompensas Civiles.

Como única oradora del evento, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, expresó que, sin duda, los integrantes del personal médico se convirtieron en héroes y heroínas del siglo XXI durante esta crisis sanitaria, “la más grande y la más retadora en la historia reciente de la humanidad”.

Recordó que los 58 reconocimientos son a propuesta y postulación de pacientes dados de alta de esta enfermedad, así como del personal de salud de diversas instituciones, lo que hace de este premio algo muy especial, por que es muestra  de que sin importar “el tiempo, sus propias necesidades, aun a costa de su propia salud y arriesgando su vida, derrocharon solidaridad”.

[email protected]