La eliminación de las delegaciones federales y la creación de un coordinador estatal, anunciada por el virtual presidente, Andrés Manuel López Obrador, podría restar eficiencia en la implementación de distintos programas de las secretarías, además de concentrar “un enorme poder” en un solo individuo, advirtieron especialistas.

Nicolás Loza Otero, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso-México), consideró que el rediseño de la administración pública federal para evitar el dispendio, traerá a su vez una articulación de la relación entre Federación y los estados “con mucha más autoridad” del futuro presidente.

Sin embargo, señaló que en los estados al ejercerse en su mayoría recursos derivados del presupuesto federal es “ darle un enorme poder a un individuo en cada entidad”, por lo que “esa persona muy probablemente, ya lo veremos, va a ser el candidato natural de Morena a gobernador”.

“Esa figura va a tener mucho poder, mucha capacidad de negociación, de organización local, de alineamiento incluso, puede ser un rival natural en la práctica de los gobernadores, incluidos los de Morena”, dijo en entrevista.

Rodrigo Salazar Elena, coordinador de la Maestría en Gobierno y Asuntos Públicos de la Flacso-México, lamentó que la medida anunciada por López Obrador no se haya acompañado de un diagnóstico que de cuenta de los costos y beneficios que traerá.

“Qué diagnóstico acompaña esto, cómo puede ser posible que no haya un análisis de costo-beneficio antes de tomar estas decisiones”, indicó.

El académico añadió que aunque la iniciativa no quita atributos, facultades o funciones a los estados, preocupa que la eficiencia de programas de distinta naturaleza estén todos bajo el ámbito de una sola estructura.

“Es una solución a un problema que no existe, va a ser una solución cara que va crear nuevos traslapes de funciones, potencialmente entre estas delegaciones y todos lo programas que pertenecen a distintas secretarías, y además potencialmente podríamos enfrentar los problemas que vienen con una pérdida de especialización funcional en la administración pública”, refirió.

Loza Otero dijo que la figura de coordinador estatal no tendrá más controles que los que el propio Ejecutivo federal les establezca, por lo que tendrán injerencia directa en el uso de recursos, a veces superiores de los que disponen los gobernadores.

“Estoy pensando en el delegado de Guerrero, y creo que ahí se expresa muy bien la naturaleza de estos nombramientos, por un lado, es el hermano de quien va a ser la secretaria de la Función Pública, por otro lado, fue el candidato a gobernador de Morena en la contienda local pasada, y, por otro, va a tener un manejo de recursos y poder inmenso en paralelo al gobernador electo con el que perdió”, manifestó.

Y agregó: “Hay que dejar consignado que el gobernador y el delgado fueron rivales electorales y a la larga, es natural, es lo obvio que estos delegados aspiren a ser gobernadores de sus estados, y si alguien tiene duda que esto es así, ahí está el caso de Guerrero”.

“Ofenden soberanía”

Las figuras de coordinadores estatales propuestas por el virtual presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ofenden la soberanía de las entidades del país y al federalismo, acusó el presidente nacional del PAN, Damián Zepeda.

“En la lista de los próximos coordinadores estatales hay contrincantes directos de gobernadores recién electos, por lo que pareciera que se busca imponer a quienes no ganaron en elecciones democráticas”, señaló el presidente del blanquiazul mediante una nota de prensa.

También, dijo Zepeda, hay dirigentes estatales de Morena y liderazgos que probablemente competirán en futuras elecciones por el cargo de gobernador. (Héctor Molina)