Un juez federal concedió un segundo periodo de arraigo en contra de David Ulises Lara Ramírez, presunto implicado en el asesinato del juez federal Uriel Villegas Ortiz y su esposa Verónica Barajas, ocurrido el pasado 16 de junio.

Un Juez Especializado en Control de Técnicas de Investigación, Arraigo e Intervención de Comunicaciones concedió un plazo de arraigo de 40 días, hasta el próximo 15 de septiembre, para que la Fiscalía General de la República (FGR) pueda consolidar una carpeta de investigación, solicitar y obtener de un juez una orden de aprehensión contra el arraigado.

Lara Ramírez es señalado por la FGR de formar parte del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y de participar en el doble crimen en complicidad con Jaime Tafolla Ortega, “El Alacrán“, y José Alfonso Ayard Buenrostro, “El Canelo”.

Ulises Lara se encuentra en el Centro Federal de Investigaciones ubicado en la colonia Doctores de la Ciudad de México desde el pasado 28 de junio.

En el caso de Jaime Tafolla Ortega además está vinculado con el asesinato de la diputada local de Morena, Anel Bueno Sánchez, secuestrada el 29 de abril pasado, y cuyo cuerpo sin vida fue localizado a principios de junio.

Cabe destacar que el pasado 7 de junio, las autoridades ministeriales de Colima catearon un domicilio, como parte de las investigaciones por el asesinato de la diputada Francis Anel Bueno Sánchez, donde detuvieron a Heliodoro Tafoya Chávez (padre de “El Alacrán”), Eustolia Ortega Gómez (madre), Heriberto Tafoya Ortega (hermano) y Danna Fernanda Chávez Cisneros (cuñada).

El 14 de junio, el juez Uriel Villegas Ortiz ordenó la vinculación a proceso en contra de los detenidos, por encontrarse en posesión de droga y armas de uso exclusivo del Ejército.

El 16 de junio, el juez Uriel Villegas y su esposa fueron asesinados dentro de su domicilio de la colonia Real Vista Hermosa de Colima.

jmonroy@eleconomista.com.mx

kg