El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) condenó enérgicamente el homicidio del niño Sergio Adrián Hernández, provocado por la policía fronteriza de Estados Unidos.

Este organismo lo considera intolerable y se une al reclamo del Estado mexicano y de la sociedad en su conjunto de que se haga justicia y de la no repetición de estos hechos , destacó mediante un comunicado.

Argumentó que la grave violación a los derechos humanos se produjo a menos de una semana de que fuera asesinado otro mexicano migrante en la frontera de México y California.

Estos hechos demuestran el clima de intolerancia que se vive en Estados Unidos en contra de personas que por su apariencia física son criminalizados, lo que es producto de expresiones extremas de racismo y xenofobia , argumentó.

El organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación recordó que las prácticas de discriminación son un campo fértil para cometer violaciones a los derechos fundamentales.

Aclaró que el derecho a la vida fue trasgredido por la policía fronteriza lo que desacata diferentes leyes nacionales e instrumentos internacionales ratificados por Estados Unidos, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y Armas de Fuego por los Funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley.

Este Consejo (a cargo de Ricardo Bucio) insiste en que las leyes que buscan resolver el problema de la migración partiendo desde el prejuicio racial para justificar, por ejemplo la sospecha razonable descrita en la Ley SB1070, se está expandiendo peligrosamente a otras regiones de este país, por lo que se convoca a la búsqueda de la solución pacífica y no violenta de estas problemáticas comunes , demandó.

[email protected]