El pleno de la Conferencia Nacional de Gobernadores en su XXXIX Sesión Ordinaria inició los trabajos con un rechazo unánime a la ley SB 1070 del estado de Arizona, porque atenta contra los derechos elementales de los mexicanos y contra los tratados internacionales.

En un pronunciamiento inaugural expresado por el anfitrión y presidente de la Conago, el gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, manifestó la disposición de este organismo para seguir ampliando los puentes de comunicación y diálogo efectivo .

Al dar la bienvenida a los 24 gobernadores y al secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, el mandatario de Tamaulipas dijo que en el contexto de la crisis económica y la inseguridad en México se agregan nuevos desafíos para el país.

Dijo que en ese entorno es de gran relevancia el asunto de la ley antiinmigrante de Arizona y por ello expresamos nuestro más profundo rechazo.

Sostuvo que otra de sus grandes preocupaciones es el derrame de petróleo de una plataforma de explotación ubicada en las costas de Luisiana, lo que representa una amenaza no sólo para Estados Unidos y México, sino para todo el mundo.

En materia política, indicó, estamos en un año electoral y en menos de 30 días se celebrarán elecciones para renovar 12 gubernaturas y en 12 estados más habrá elección intermedia .

Eugenio Hernández abundó que es una exigencia de la nación que la Conago de cuenta de acuerdos sustantivos que contribuyan a que este proceso transcurra en un marco de civilidad política, legalidad, equidad y democracia.

Concluyó al señalar que los nuestros son tiempos en los que México necesita grandes acuerdos y grandes soluciones. Este encuentro abre una nueva oportunidad .

Antes de la reunión plenaria, la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, sostuvo un desayuno de trabajo con los gobernadores con quienes trató asuntos de violencia fronteriza y migración en donde se hicieron reflexiones sobre la necesidad de exigir castigo a los responsables de las muertes de connacionales.

/doch