El presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), José Calzada Rovirosa, anunció que buscarán el apoyo del Congreso de la Unión para que se reactive el fondo por 10,000 millones de pesos considerado el año pasado para atender la sequía en los estados.

Por su lado, el gobernador de Durango y presidente de la Comisión del Agua de la Conago, Jorge Herrera Caldera, se reunió con los titulares de Conagua y de la Secretaría de Desarrollo Social, José Luis Luege y Heriberto Félix Guerra, respectivamente, con quienes habló de la importancia de llevar agua y alimentos a las comunidades afectadas por la sequía y las heladas, además de crear oportunidades de empleo temporal.

La Conago envió un llamado de auxilio al gobierno federal para que los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) destinados a la sequía lleguen a los estados, para lo que pidieron que se flexibilicen las reglas del fondo y no se obligue a los estados al esquema de peso por peso.

Jorge Herrera destacó que la sequía, que afecta a 22 entidades del país, es un grave problema en términos productivos, económicos y sociales, que exige repuestas conjuntas e integrales de los gobiernos estatales y la Federación.

Como Presidente de la Comisión de Agua de la Conago, a nombre de los gobernadores, solicito respetuosamente a autoridades federales que el Fonden flexibilice las reglas y que no nos obliguen a los estados a poner peso a peso para que baje el recurso, porque no vamos a poder , manifestó.

DURANGO, LA ENTIDAD MÁS PERJUDICADA

El mandatario duranguense dijo que los estados del norte de México, fundamentalmente Durango, Chihuahua, Zacatecas, San Luis Potosí, Sonora y Baja California están sufriendo una situación crítica, pero -acotó- de todas esas entidades Durango es la que enfrenta la mayor sequía en toda su historia. Enfatizó que los estados no cuentan con  capacidad financiera para hacer alguna aportación.

[email protected]