El secretario Técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré Romero sostuvo que más de 85% de los casos que ha llevado la autoridad federal ante los jueces han recibido sentencias condenatorias.

Asimismo, en conferencia de prensa, aseguró que "los criminales cada vez encuentran menos espacios para la impunidad de distintos delitos, distintas participaciones, en actos delictivos, ellos están enfrentando la acción de la autoridad, se les está llevando ante la justicia".

El funcionario federal señaló que la eficacia de la autoridad federal para obtener las sentencias condenatorias, es consecuencia de la labor de inteligencia previa y el trabajo dedicado del Ministerio Público para poder llevar ante los jueces casos contundentes, "sobre todo en casos como lo hemos mencionado de peligrosidad y el daño cometido hacia la sociedad por parte de los delincuentes que está acreditado".

Puntualizó que la autoridad busca seguir avanzando en la captura de los delincuentes y apoyar a las autoridades locales, con mejores capacidades en el ámbito municipal y estatal, todo ello se debe complementar con los demás elementos de la estrategia de seguridad, el avance de la transformación institucional, la depuración de las policías, el fortalecimiento a los programas de combate y prevención del delito.

Todo ello, con el fin de que los golpes que se han dado a la delincuencia organizada tengan un rendimiento al mediano y largo plazo con una seguridad más auténtica y más perdurable.

Poiré Romero señaló que con medidas de inteligencia y operativos se ha permitido la captura de operadores y líderes criminales, y el debilitamiento sistemático de los diferentes grupos delictivos se mantiene con firmeza como un componente de la Estrategia Nacional de Seguridad.

Dijo que dada la determinación del Ejército mexicano, de la Marina Armada de México y de la Policía Federal, el fortalecimiento institucional que se vive en los órdenes de gobierno y el repudio social contra la acción criminal, los delincuentes saben que cada día tienen un espacio más reducido para llevar a cabo su actividad ilegal.

Los criminales "saben que aunque traten de esconderse la autoridad los detendrá y presentará su rostro y su nombre ante la sociedad y la justicia", advirtió.

GARANTÍAS DE SEGURIDAD A LA MARCHA DE SICILIA

Por otro lado señaló que respecto a la marcha que realizarán diversas organizaciones sociales contra la violencia del estado de Morelos a Ciudad Juárez Chihuahua, 'el gobierno federal está trabajando con los representantes de la marcha convocada para poder dar concreción al diálogo'.

Agregó que de cualquier forma la administración federal habrá de estar atenta a una situación de seguridad y poder garantizar que la marcha se pueda llevar en paz y con pleno respeto a las garantías de los manifestantes.

Asimismo, hizo un recuento de las importantes capturas de líderes y operadores de los grupos criminales que operan en el país, entre los que destacó la detención de Julio de Jesús Radilla Hernández y José Luis Luquín Delgado, quienes son presuntos responsables de la privación ilegal de la libertad y homicidio de siete personas, entre ellas Juan Francisco Sicilia Ortega.

Recordó también entre otras la captura de Martín Beltrán Coronel, apodado 'el Aguila', señalado como miembro del grupo delictivo de Coronel Villarreal, que pretendía sustituir a Ignacio "Nacho Coronel", rama integrante del grupo criminal del Pacífico, que estaba al nivel de Ismael "el Mayo" Zambada y de Juan José Esparragoza Moreno, conocido como 'el Azul'.

Concluyó al señalar que debe reconocerse también la labor de la Policía Federal en el estado de Michoacán "para lograr cada vez con mayor contundencia el cerco al grupo delictivo y los residuos de la misma".

En ese sentido, señaló que el pasado 24 de mayo los miembros de esa organización criminal atacaron a un helicóptero de la Policía Federal y hasta hoy ya están detenidos y arraigados 39 miembros de esa organización que participaron en los hechos.

Concluyó que estas acciones forman parte de las operaciones dedicadas al debilitamiento de los grupos criminales en todo el país, contra la Familia, el Pacífico, de Juárez, de Tijuana, de los Zetas, de los Beltrán Leyva, del pacífico Sur y en el centro del país.

Este debilitamiento sistemático de los grupos delictivos, particularmente los más violentos, se da afectando sus estructuras de control logístico, operativo y económico. Cada captura hace justicia a los delitos, no solamente que se dan a conocer a través de los medios de comunicación, sino también al resto de los actos criminales que los delincuentes han cometido, concluyó.

APR