El Senado de la República turnó a la Cámara de Diputados dos dictámenes que modifican la Ley General de Turismo, con el fin de reposicionar a México en el exterior.

De igual forma, para que los municipios, estados y el Distrito Federal participen de manera concurrente en la conservación, protección y resguardo del patrimonio cultural del país.

Con la adición de un párrafo al Artículo 14 se busca que los municipios, estados y el Distrito Federal participen en la actualización permanente del Atlas Turístico.

La finalidad de esa propuesta es ofrecer una mejor imagen del país a nivel internacional, es decir la de una nación confiable, segura y atractiva para los turistas e inversionistas.

A su vez, la reforma para que los tres niveles de gobierno participen de forma concurrente para preservar los valores culturales del país tiene como propósito fortalecer mecanismos de protección y conservación patrimonial cultural.

Se faculta con ello a la Secretaría de Turismo (Sectur) para que coadyuve junto con la de Educación Pública (SEP) en la conservación y protección de los monumentos arqueológicos, históricos y artísticos que conforman el patrimonio cultural de la nación.

Las dependencias elaborarán y ejecutarán planes y programas turísticos que fomenten la protección y conservación de esos lugares,

Además, los estados, el Distrito Federal y los municipios tendrán la atribución de ejecutar los programas y planes turísticos que fomenten la protección y la conservación del patrimonio cultural.

El dictamen incorpora una reforma para que la Sectur, en conjunto con la SEP, promueva los programas que difunden la importancia de respetar y conservar los atractivos turísticos y el patrimonio cultural de la nación, así como mostrar un espíritu de servicio y hospitalidad hacia el turista nacional y extranjero.

También se incorpora como deber de los prestadores de servicios turísticos, fomentar en el visitante el reconocimiento y el respeto del patrimonio cultural y la diversidad, toda vez que éste vincula a la gente con su historia, encarna el valor simbólico de identidades culturales y es la clave para entender a los pueblos.

mrc