El Congreso de la Unión tiene como reto sacar la legislación necesaria para designar al fiscal general de la República (FGR) en el próximo periodo ordinario de sesiones.

En el Senado de la República la iniciativa enviada por el Ejecutivo federal, que busca evitar un pase automático del procurador a fiscal, tiene el aval de las principales fuerzas políticas; sin embargo, el PRD la calificó de incompleta.

La designación del senador con licencia, Raúl Cervantes, como nuevo titular de la Procuraduría General de la República (PGR), y su deseo manifiesto de convertirse en el nuevo fiscal, provocaron el reclamo de diversos sectores sociales.

Ante ello, el Ejecutivo federal envió a la Cámara de Senadores una iniciativa de decreto para reformar el procedimiento de designación. Con estas modificaciones, el titular de la PGR ya no será nombrado fiscal general, aunque sí podrá participar en el proceso de designación.

Nosotros calificamos esa iniciativa como sensible pero incompleta , consideró el coordinador de los senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Miguel Barbosa Huerta.

Recordó que los perredistas en la Cámara alta presentaron un par de iniciativas en la materia. En primer lugar, el PRD propone una modificación constitucional al procedimiento para nombrar al fiscal general de la República con la finalidad de que el Senado de la República lo designe después de una amplia auscultación de la sociedad y sin ninguna participación del Ejecutivo federal.

En tanto, el coordinador de los senadores del Partido Acción Nacional (PAN), Fernando Herrera, opinó que a efecto de quitar presión al proceso de discusión sobre la ley que habrá de dar vida a la FGR, era necesario avanzar en el criterio de designación. Quitar la porción que enlazaba al procurador como fiscal nos permite avanzar de una manera importante .

La bancada del PAN también presentó una propuesta sobre el tema que busca establecer que para ser el titular de la FGR, el aspirante no debe haber ocupado un cargo de dirección o representación partidista en los últimos seis años. Asimismo pugnan por que el nuevo fiscal dure en el encargo siete años y no nueve como se norma actualmente.

El senador Miguel Barbosa Huerta informó que espera que el Senado logre sacar el tema del fiscal general durante el segundo periodo ordinario de sesiones que corre del 1 de febrero al 30 de abril. Toda vez que para ello deben realizarse modificaciones al marco legal para la creación de la Fiscalía, proceso que deberá ser estudiado en la Cámara de Diputados para posteriormente poder entrar en materia del proceso de designación.

ana.langner@eleconomista.mx