Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de Morena, PT y PES, dijo que de ganar las elecciones del 1 de julio, tendrá una relación de respeto con los Gobernadores del país, aun cuando sean de oposición. Afirmó que si los mandatarios estatales son honrados, contarán con su apoyo, pues de lo contrario tendrán problemas.

Entrevistado en  luego de encabezar un mitin en Zitácuaro, Michoacán, López Obrador dijo que de ganar los comicios, sostendrá con los Gobernadores “una nueva relación con las nuevas reglas, no se va a permitir la corrupción en el país. No van a haber alianzas de corrupción e impunidad”.

“Los gobiernos que se dediquen a trabajar, y a manejar con honestidad el presupuesto, van a contar con nuestro apoyo y nuestro respeto. Los que se dediquen a robar, van a tener problemas. Los que actúen con honestidad, al contrario, van a contar con todo el apoyo del gobierno federal”, aseveró.

El tres veces aspirante a la Presidencia comentó que no se reunirá con ningún Gobernador actual, en el marco del proceso electoral.  “No lo estoy haciendo con ningún gobernador”.

El político tabasqueño afirmó que las encuestas que ha tenido a su alcance, le muestra que ya tiene una ventaja de 30 puntos sobre sus adversarios, por lo que les recomendó serenarse y tranquilizarse.

“Estamos arriba en las encuestas. Ya casi 30 puntos de ventaja. Vamos muy bien, de buenas. Yo les hago un llamado a mis adversarios, para que se serenen, se tranquilicen, no va a haber persecución política.  Repito, no es mi fuerte la venganza, lo que queremos es que haya justicia, el cambio verdadero. La transformación va a consistir en que, ya no se va a permitir la corrupción de nadie y no va a haber impunidad. Eso es lo único que se va a llevar a cabo. Y el que nada debe, nada teme”, aseveró.

Cuestionado sobre la invitación que lanzaron a través de un video estudiantes de la Universidad Iberoamericana para que acudan todos los candidatos presidenciales a esa casa de estudios, López Obrador ofreció una disculpa, pues dijo que no podrá acudir.

“Les ofrezco una disculpa a los estudiantes de la Ibero, de la UNAM, del Politécnico, a organizaciones sociales, a empresarios que me han estado invitando a encuentros, pero ya no puedo, porque estoy recorriendo todos los distritos del país, nos queda un mes de campaña y todavía tengo que visitar muchas regiones del país”, aseveró.

Finalmente, cuestionado sobre si seguirán las reuniones de sus asesores y coordinadores con empresarios, López Obrador dijo que nunca ha estado cerrado al diálogo con la iniciativa privada.

“Diálogo, diálogo, diálogo. Yo estoy abierto al diálogo, dispuesto a hablar con nuestros adversarios, no tengo nada que ocultar. Ya es público lo que estoy pensando, lo que vamos a hacer, nadie se puede llamar a engaños. Se va a acabar la corrupción y la impunidad”, refirió.

jmonroy@eleconomista.com.mx