A unos días de separarse del PRI y anunciar que integrantes de esa organización sindical buscarán construir una Organización Política Nacional, el dirigente nacional de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala Almeida, aseguró que la independencia partidista le otorga la posibilidad de tener formalmente una relación con todas las fuerzas políticas del país.

En entrevista aseguró que esa organización sindical mantiene una relación de respeto con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Dijo que una prueba de ello es que, durante la reciente revisión salarial ocurrida a finales del año pasado, se lograron importantes beneficios para los trabajadores del gobierno.

“Eso habla que hay una relación institucional de congruencia, respeto y coadyuvancia con el presidente de la República (…) tenemos una relación institucional”, indicó.

Precisó que se obtuvieron mejoras tanto en el tabulador administrativo, cuyos beneficios se hicieron efectivos desde el primero de enero y el de la rama médica y paramédica, desde el 1 de mayo.

 

Al preguntarle si así como antes la FSTSE tuvo una relación estrecha con el PRI y el gobierno ahora buscarían una relación similar con el gobierno del presidente López Obrador, dijo “existe una relación y quiero reiterarle en la condición de respeto”.

Al preguntarle su opinión sobre la situación por la que atraviesa en estos momentos el movimiento obrero en país contestó: “Primero mantenemos el respeto al activismo de cada organización de los trabajadores de México. Lo que debo seguir siendo es un dirigente que respeta las modalidades y las estrategias del resto de las organizaciones de trabajadores de México”.

Marca su distancia del PRI y destaca independencia política 

El pasado 17 de octubre los 82 dirigentes de igual número de sindicatos que integran la FSTSE se reunieron con su secretario general, donde acordaron que Joel Ayala Almeida renunciaría a su militancia en el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En una carta dirigida al presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas,  el dirigente de la FSTSE comunicó su decisión . Aclaró que “no existe resentimiento, sino que mantendré vigente mi convicción del mandato de los trabajadores al servicio del Estado, en el fortalecimiento de las instituciones de la República”.

En entrevista Ayala Almeida dijo que la independencia le otorga la posibilidad de tener formalmente una relación con todas las fuerzas políticas del país.

Explicó que el principal motivo por el cual decidió separarse del PRI fue que los 82 líderes de los sindicatos que integran la FSTSE así lo definieron.  

Comentó que ya desde el congreso nacional de esa federación celebrado el 13 de diciembre del 2018, cuando los delegados decidieron su reelección al frente de la organización para un periodo más de seis años los delegados plantearon “ir por el contacto con los sectores mayoritarios del país” y buscar un vínculo plural e independencia en el actual entorno político.

El dirigente dijo que al PRI le guarda reconocimiento y agradecimiento por múltiples oportunidades que les dio, pero por “los tiempos de hoy y acordes a las definiciones que se dan en el seno de la organización que represento como FSTE y la petición de que encontráramos un área de participación a parte de la plural, con independencia al partido”, decidió renunciar a su militancia priista.

Indicó que ahora construirán una Agrupación Política Nacional que estará presidida por él, para lo cual buscarán cumplir con todos los requisitos necesarios y lograr el reconocimiento del Instituto Nacional Electoral (INE).

Sin embargo, destacó que cada uno de los integrantes que conforman cada uno están en libertad de seguir con su militancia en el PRI o en cualquier partido, ya que en estos momentos la conformación política de la FSTSE es heterogénea.

“Nosotros tenemos militantes de Morena, de Acción Nacional, de Encuentro Social, del Movimiento Ciudadano, de manera que aquí no se obliga a nadie y gozamos de plena libertad”, dijo.

Recalcó que en su caso particular sería una gran limitante para la participación si continuara con la militancia priista, porque eso lo sujetaría a directrices del partido. Cada uno de los 82 dirigentes decidirán personalmente si se quedan en el PRI o no. 

[email protected]

kg