Morelia.- Nicolás Zalpa, presidente municipal de Paracho, está retenido por comuneros de la localidad indígena de Urapicho. Con Zalpa están retenidos seis funcionarios municipales y ocho policías locales.

Los comuneros demandan a las autoridades estatales y federales reinstalar en el lugar la Base de Operaciones Mixtas, misma que era comandada por de elementos del Ejército Mexicano.

La Base, que hacía cargo en parte de la seguridad de la localidad, fue retirada sin previo aviso este miércoles. Lo anterior llevó a los comuneros a presionar a los gobiernos federal y estatal para su inmediata reinstalación.

Entre las exigencias de los comuneros está la entrega de patrullas exclusivamente para la vigilancia del la comunidad.

Los habitantes de Urapicho se han visto en la necesidad de instalar barricadas para evitar ser blanco de la delincuencia organizada.

Con información de W Radio y Noticieros Televisa

mac