La principal función del Poder Legislativo, conformado por las cámaras de Senadores y de Diputados, es expedir leyes en distintas materias, labor que necesita negociación política para alcanzar acuerdos y se llegue a buen puerto para su aprobación.

Las comisiones ordinarias de trabajo son órganos constituidos por el pleno de cada una de las dos cámaras; a través de la elaboración de dictámenes, informes, opiniones o resoluciones contribuyen a que cada una de las cámaras cumpla con sus atribuciones constitucionales y legales.

Analizar la política exterior desarrollada por el Ejecutivo federal con base en los informes anuales que el Presidente y el secretario del despacho correspondiente rindan al Congreso, es la principal función de la Cámara alta.

Y entre las facultades exclusivas de la Cámara de Diputados destacan la aprobación anual del Presupuesto de Egresos, y la revisión de la Cuenta Pública del año anterior, a través de la Auditoría Superior de la Federación.