La Comisión Permanente del Congreso de la Unión pidió a los gobiernos federal, de Quintana Roo y del municipio Benito Juárez información sobre la construcción del proyecto Centro Comercial Dragon Mart, que se realiza en Cancún, así como de obras asociadas.

Al aprobar un punto de acuerdo, diputados y senadores consideraron urgente el tema presentado por la senadora Dolores Padierna, para solicitar información económica, ambiental, de migración y social relacionada con la construcción y operación de ese proyecto.

Los legisladores solicitaron esos datos a las secretarías federales de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de Economía y de Gobernación, así como a los gobiernos del ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún) y del estado de Quintana Roo.

Al exponer el tema, Padierna Luna consideró que dicho proyecto traerá consecuencias que afectarán la zona, porque plantea que en él laboren más de 10,000 trabajadores de origen chino, con lo cual la mano de obra mexicana se vería reemplazada.

Refirió que el complejo prevé el establecimiento de naves para almacenar insumos y productos de manufactura de origen chino, así como instalaciones industriales para el procesamiento final de productos y un megacentro comercial para su comercialización.

Contempla además la urbanización y edificación de por lo menos 722 viviendas que albergarían, en una primera etapa, a cinco mil trabajadores de nacionalidad china que trabajarían en dichas instalaciones, abundó.

"En etapas posteriores se llegarían hasta 2,550 inmuebles más para albergar a 10,000 ciudadanos chinos", expuso la legisladora del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El punto de acuerdo establece que será la Tercera Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente la que recibirá la información y revisará el estado que guarda el cumplimiento de las normas que regulan dicho proyecto.

mac