Comerciantes de la Central de Abastos y del Mercado de la Merced se manifestaron esta mañana en Palacio Nacional para tomar las entradas al recinto histórico, e impidieron el acceso de empleados, reporteros e incluso del secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, a la conferencia de prensa matutina de Andrés Manuel López Obrador.

Los manifestantes se plantaron en la puerta Mariana de Palacio Nacional, y el resto de los accesos, en donde colocaron banderas y mantas para demandar seguridad para ellos y los clientes, ante el incremento de asaltos y secuestros.

Los inconformes demandaron una reunión con altos funcionarios del gobierno federal, para atender actos de corrupción en la Central de Abastos, así como la asignación de espacios dignos en La Merced.

Algunos manifestantes intentaron entrar por la fuerza a Palacio Nacional, por lo que elementos de la Policía Militar cerraron el paso, situación que provocó que cerca de 20 reporteros y camarógrafos no pudieran ingresar. El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, tampoco pudo ingresar.

Ya durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador recriminó la actitud de los manifestantes.

“Hoy estuvieron los de la Central de Abasto, y que ya dejen de estar de groseros también, eso no está bien. También conozco a los comerciantes de la Central de Abasto, siempre muy bien portados, o sea, hoy se pasaron, tache”, expresó el mandatario federal.

Una manifestante, quien se identificó como asesora técnica de educación, logró colarse a la conferencia, donde solicitó al Presidente una reunión con él o con el titular de la SEP, Esteban Moctezuma.

[email protected]