El presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, llamó a las bancadas en el Senado de la República a no politizar la reforma electoral y anteponer a cualquier interés partidario el bien de la nación para que cuaje y pueda ser aprobada.

En entrevista, el líder priísta consideró que el PAN está obstaculizando la aprobación de la reforma laboral en el Senado y antepone sus intereses a los del país, pues actúa más como una fuerza de oposición que como un partido en el gobierno.

Lo anterior, dijo, porque existe una estrategia de Acción Nacional que tiende más a arrinconar a los dirigentes sindicales que a edificar puentes y construir acuerdos .

Sobre la posible alianza del PAN y PRD para incorporar el tema de la transparencia y la democracia sindical, Coldwell señaló que hay libertad de asociación de los grupos parlamentarios, pero llamó a que no politicen la reforma.

Reiteró que "los grupos parlamentarios representados en la Cámara de Senadores deberían anteponer cualquier interés partidario por el bien de la nación y procurar que la reforma laboral cuaje y pueda ser aprobada", y aseguró que el PRI está a favor de que salga.

Asimismo, sostuvo que el Revolucionario Institucional está de acuerdo con la transparencia, pero criticó que los apartados de la reforma sólo toquen algunos sindicatos, en este caso a los del apartado A.

Coldwell dijo que los legisladores deben encontrar la técnica legislativa adecuada para ver de qué manera pueden ampliarse los márgenes de transparencia sindical y ser congruentes con lo que dice la Constitución .

Sobre la propuesta del senador priísta y secretario de Finanzas de la CTM, Armando Neyra, de que los presidentes constitucional y electo frenen los cambios a la reforma, dijo que debe hacerse el mayor esfuerzo para que la minuta de la Cámara de Diputados sea aprobada y aún hay tiempo.

Los priístas consideramos que la reforma debe salir adelante y es una prueba de madurez para todas las fuerzas políticas que debemos hacer el esfuerzo para que la reforma se apruebe , concluyó.

mac