Cientos de mujeres, en su mayoría madres de personas desaparecidas, caminaron como lo hacen desde hace siete años en la Marcha de la Dignidad Nacional, para exigir dar con el paradero de sus familiares, así como verdad y justicia para los casos de violencia en México.

Del Monumento a la Madre al Ángel de la Independencia se unieron en una consigna: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

Arropadas por integrantes de colectivos y organizaciones, paso a paso fueron llegando hasta la escalinata del monumento donde mostraron sus pancartas de exigencia de justicia.

Rostros de hombres y mujeres, jóvenes en su mayoría, el vivo recuerdo de años de búsqueda recordados en carteles, pancartas, cartulinas. Una sola exigencia: su aparición.

Ahí estuvieron con ellas el obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera, el representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU-DH, Jan Jarab, y ellas principalmente, las madres, unas conocidas de años en esta búsqueda, otras que van uniéndose a los colectivos que existen en las entidades.

La réplica de esta marcha ocurrió en ciudades y estados donde la problemática de la desaparición no se puede ocultar: Coahuila, Chihuahua, Veracruz, Sinaloa, Tamaulipas, Zacatecas, Querétaro, Nuevo León, Sonora, Michoacán.

“A 12 años de inicio de la mal llamada guerra contra el narco, el número de civiles asesinados y desaparecidos ha ido en aumento. El 2017 es considerado el más violento de los últimos 20 años y hay más de 200,000 personas desaparecidas en México, según los registros de los colectivos de familiares”, reprocharon.

Añadieron: “¿Qué ha hecho el Estado por ellos? Negarlos y decir que la desaparición es cosa de unos cuantos civiles que estaban involucrados con el crimen organizado, niegan que esta tragedia es generalizada”.

Los más de 50 colectivos que integran el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México lanzaron sus exigencias: participación de familiares de víctimas en la integración de la Comisión Nacional de Búsqueda, las Comisiones Locales de Búsqueda, las Fiscalías Especializadas y los protocolos homologados.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del DF, Nashieli Ramírez, urgió a las instituciones locales y federales relacionadas con la búsqueda y localización de personas a lograr resultados.