En la ciudad fronteriza se han contabilizado 5,000 homicidios desde enero del 2008, de éstos, 3,500 están vinculados al crimen organizado y deben, por tanto, ser investigados por la Federación, en particular la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO). Hay un problema, la SIEDO tiene un solo agente de investigación en Ciudad Juárez, esos crímenes vinculados al crimen organizado no los investiga nadie , cuenta a El Economista Gustavo de la Rosa, visitador para atención a víctimas de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua.

Respecto de los otros 2,000, nos cuenta el defensor de derechos humanos, se relacionan con pandillas sanguinarias, feminicidios, asesinatos por secuestros o extorsiones. La plaga que viene junto con las ratas , haciendo una analogía que vincula la violencia organizada con la violencia extendida.

Pero De la Rosa llama la atención sobre lo que se esconde detrás de estos datos, en Ciudad Juárez hay unos 50,000 predelincuentes y de esos se estiman 5,000 delincuentes armados, pero Juárez es también una ciudad en la que tenemos 1 millón de personas que viven honestamente a pesar del entorno .

Del ejército a la policía federal

A pesar de estos datos, De la Rosa considera que ha habido en una mejor en la situación de derechos humanos en Chihuahua, derivada de la salida del Ejército el pasado mes de abril. Estamos saliendo de un estado de suspensión de facto de las garantías individuales, que duró desde el 27 de marzo del 2008 hasta el 9 de abril del 2010. Ahora toma el mando de las fuerzas federales, estatales y municipales el comisionado general de la policía federal, el ingeniero Facundo Rosas .

Formalmente hay 350 quejas contra el Ejército procesadas por la CEDH y se sabe de 1,200 más en la oficina de quejas del municipio, yo recibí quejas asociadas con la detención ilegal de 220 personas, de ésas rescatamos a 199 personas, de las 21 restantes rescatamos ocho cadáveres y quedan 13 desaparecidos, en donde se vincula a personal del Ejército , declara De la Rosa.

Por su parte, hay 35 quejas desde el arribo de la policía federal, lo que mantiene el promedio de quejas mensual en un nivel similar. La diferencia central está en que contra la policía federal no hay muchas denuncias por allanamiento de morada, desapariciones forzadas y homicidos, lo que sí es que cuando la policía se ha metido a casas sí hay más acusaciones por robo, también tienen acusaciones de extorsiones contra vendedores y personas con automóviles irregulares .

¿Y las autoridades locales? Desapa­recidas, dice el experto, cuando llegó el Ejército, la policía municipal pasó de 1,800 a 600, y éstos terminaron de choferes . De la Rosa, además, identifica un tercer eje de violación de derechos humanos, ahora están siendo agredidos por la migra, mi oficina batalla con los federales, con la falta de seguridad pública y además con el trato que le da la migra a juarences que se han visto obligados a huir .

El contexto electoral

De la Rosa ve una politización del tema, la Federación se metió al proceso electoral con el pretexto de Rescatemos Juárez, aumentaron beneficiarios de oportunidades, becas y Seguro Popular. Los candidatos del PRI cuando vieron la intervención del PAN respondieron con una campaña de desprestigio a la Federación, ha recargado todas sus baterías contra la policía federal .

Así, aunque algunos candidatos han cuestionado el trabajo de la policía federal en el estado, no han hecho ningún planteamiento sobre defensa de derechos humanos, para ellos, tanto del PRI y el PAN, son un obstáculo en el ejercicio de gobierno .

[email protected]