La Procuraduría General de la República (PGR) informó que está abierto un citatorio que giró al director de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, José Luis Hernández Rivera, para que se presente a rendir su declaración sobre las acusaciones que lo involucran con el grupo criminal Los Rojos.

En un comunicado, la dependencia precisó que el sociólogo de 62 años fue llamado a declarar desde el 27 de enero, aunque no se había presentado. La PGR aclaró que el académico no ha sido detenido, como se había mencionado.

De hecho, José Luis Hernández dijo que no había recibido ningún oficio de la Procuraduría General de la República. Reiteró que no tiene relación con ningún grupo delictivo y afirmó que de recibir el citatorio de la PGR, acudiría a presentar su declaración.

Previamente, en una entrevista radiofónica, el director de la Normal Raúl Isidro Burgos negó las versiones de los sicarios de Guerreros Unidos, Felipe Rodríguez El Cepillo y Jonathan Osorio Gómez El Jona, quienes coincidieron en su declaración ministerial que el director utilizaba las manifestaciones de los estudiantes de Ayotzinapa para infiltrar a gente de Los Rojos.

El procurador general de la República, Jesús Murillo, aseguró el miércoles que en su declaración ministerial, el sicario Felipe Rodríguez El Cepillo dijo que un señor del grupo de Los Rojos, que opera en Morelos, le pidió al director de la escuela (José Luis Hernández Rivera) que le hiciera el trabajo de boicotear el destape de María de los Ángeles Pineda como candidata a la Presidencia municipal de Iguala, mediante el envío de normalistas el 26 de septiembre pasado.

Esa declaración coincide con la de Jonathan Osorio Gómez El Jona, quien aseguró que durante el interrogatorio a entre 15 y 18 normalistas en el basurero de Cocula, el estudiante Miguel Ángel Hernández Martínez, llamado El Patilludo, dijo que el mentado Cochiloco y el director (de la Normal de Ayotzinapa, José Luis Hernández Rivera) hacían las marchas, y a través de las marchas, se metía a la gente, que son los contras, Los Rojos .

El ex subsecretario de Gobernación, Felipe González, dijo que el procurador Jesús Murillo Karam está obligado a despejar dudas sobre el papel del director de la Normal de Ayotzinapa, porque de no hacerlo, los 99 detenidos por los hechos de Iguala podrían alegar que no tuvieron un debido proceso debido y quedar libres.

Es parte de la investigación, no tienen por qué abrir una nueva. Si hay un indicio, una persona que ya declaró eso. Si hay otros indicios de que (el director de la Normal) sí está involucrado, es parte de esta averiguación , destacó.

Si no investigan bien, si no arman una denuncia como debe ser para presentarla ante un juez, se correría el riesgo que de esos 99 detenidos, se vaya 90% (libre), y entonces la reacción de la sociedad sería tremenda. La autoridad tiene la obligación de hacer una investigación plena, profunda y presentarle a un juez correctamente todo lo que sucedió, para que en el camino no aparezca algo que eche abajo todo , puntualizó.

jmonroy@eleconomista.com.mx