Con un balance de luces y sombras , con autoelogios sobre su papel de reformadores y sólo algunos que reconocieron que las leyes aún no han podido cambiar el diseño institucional y social del país, los senadores que hace seis años iniciaron su gestión en medio de una polarización social por el resultado electoral cerraron ayer su sexenio.

En sesión solemne para conmemorar el Día del Niño, senadoras de PAN, PRI, PRD y PVEM presentaron un paquete de iniciativas para combatir delitos contra los niños como la explotación de menores de edad y reafirmar la obligación del Estado de proporcionar salud y educación a los menores.

Tras ello vinieron los posicionamientos de PRI, PAN, PRD, PT, PVEM y Movimiento Ciudadano. (...) Yo no me siento satisfecho. Es más, me siento triste, pero seguiremos siendo de oposición. Yo no sé cómo se puede decir que hemos cumplido. ¿Con qué hemos cumplido? , reflexionó el senador Ricardo Monreal (PT).

En un tono más optimista, Arturo Escobar (PVEM) dijo que en comparación con la LVIII y LIX legislaturas del Senado, fuimos mucho mejores, mucho más productivos y con reformas de mucho mayor calado que ellos .

Carlos Navarrete (PRD) destacó que los próximos senadores deberán trabajar en materia de radio y televisión, en el tema de justicia militar y en la profundización de la reforma de Petróleos Mexicanos. Les pidió a los nuevos senadores que mantengan la independencia que lograron los actuales, al decirle no a las iniciativas presidenciales con las que no coincidían y lograr acuerdos modernizadores y reformadores .

Con un abrazo y algunos con un hasta luego , porque se encontrarán nuevamente como legisladores pero ahora en la Cámara de Diputados, los senadores se despidieron y desearon éxito en sus caminos políticos venideros. Luego instalaron la Comisión Permanente del Congreso, que estará activa hasta 30 de agosto, un día antes de que los nuevos legisladores electos el próximo 1 de julio tomen posesión.

[email protected]