Los aspirantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a las jefaturas delegacionales afines al grupo de Marcelo Ebrard defendieron que la elección interna sea primero por acuerdo político y después por encuestas.

Contrario a la corriente Izquierda Democrática Nacional, que encabezan René Bejarano y Dolores Padierna y apoyan la elección a través de encuestas, Vidal Llerenas, David Razú, Jesús Valencia y Víctor Manuel Romo insistieron que ese proceso interno debe ser por acuerdo político, como primera vía establecida en la convocatoria.

En conferencia de prensa, Llerenas Morales, quien pretende la jefatura delegacional de Azcapotzalco; David Razú, de la Cuauhtémoc; Víctor Hugo Romo, de la Miguel Hidalgo, y Jesús Valencia, de Iztapalapa, sostuvieron que los candidatos deben ser los que cuenten con el mejor proyecto, no por su popularidad.

El presidente de bancada perredista en la Cámara de Diputados, Armando Ríos Piter, consideró que los acuerdos políticos permiten llegar a candidaturas más sólidas y consideró que no se avecina un "choque de trenes" entre las diferentes expresiones políticas del PRD.

Reconoció los beneficios de la aplicación de encuestas, método mediante el que se eligió a Andrés Manuel López Obrador como el aspirante de la izquierda a la Presidencia de la República, y a Miguel Angel Mancera para la jefatura de gobierno capitalino.

El diputado federal Vidal Llerenas aclaró que la convocatoria establece que un acuerdo político será la base para la elección y en su caso las encuestas, por lo tanto pueden aplicarse los dos métodos para finalmente llegar un acuerdo que se respetará.

"Exigimos que en ese acuerdo se tome en cuenta una posición, la nuestra, la posición progresista y que se valoren dos cosas: la propuesta que hay para un gobierno y el perfil de las personas; debe ser un perfil que sume al partido y garantice que harán un buen gobierno", enfatizó.

El legislador insistió en que el partido del sol azteca debe cuidar bien a sus cuadros, independientemente del tema territorial, así como seguir instruyendo a políticos que sean capaces de ofrecer respuestas a la ciudadanía.

Ese es el reto que tiene el PRD, y un acuerdo político es una oportunidad para dar el espacio a quienes además de tener propuestas, acrediten que tienen la capacidad para cumplir con esa responsabilidad.

En su oportunidad Víctor Razú sostuvo que no hay confrontación, pero sí diferencias porque su grupo plantea una oferta distinta para la elección de las jefaturas delegacionales, con la aportación de nuevos elementos que le sirvan a la ciudadanía para elegir.

"Pedimos haya consideración de todas las propuestas. Lo que creemos es que cada precandidatura tiene una propuesta detrás, que esa propuesta sea la presentación, pongamos las propuestas por delante", señaló.

MIF