El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto Castillo, afirmó que México deja de ser uno de los países del mundo donde no había consecuencias por el caso de corrupción más grande en América Latina, como es Odebrecht.

Tras presentar su libro Sin filias ni fobias, el extitular de Fepade dejó claro que la búsqueda de Lozoya es un tema de justicia, no de venganza.

Respecto de la posibilidad de que se investiguen las cuentas del expresidente Enrique Peña Nieto, Santiago Nieto Castillo estableció que en este momento no hay nada.

“La instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador es que cualquier persona, sobre la que pesen presuntos actos de lavado de dinero, será investigada, pero tampoco habrá juicios sumarios ni absoluciones sumarias”, puntualizó.

Mientras que el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que, en el caso de Emilio Lozoya, su gobierno no actuará por persecución ni venganza. Ofreció que habrá auténtico Estado de derecho y nadie estará por encima de la ley.

En Palacio Nacional, el primer mandatario refirió que su gobierno ya interpuso la denuncia correspondiente por la compra con sobrecosto, que hizo Pemex en el 2017, de la planta Agro Nitrogenados SA de CV.

Sostuvo que es ahora la Fiscalía General de la República quien debe informar sobre el tema. López Obrador evitó pronunciarse acerca de si el expresidente Enrique Peña Nieto debe comparecer sobre este caso, como lo solicitó Javier Coello, abogado de Emilio Lozoya.

“Ya nosotros cumplimos con dar a conocer este asunto a la Fiscalía General, que es una institución autónoma, corresponde atender el asunto de manera integral y también pienso que es la institución que puede informar ampliamente. Si no lo hace, sería por cuestiones de limitaciones legales, por el debido proceso”, comentó.