El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, consideró que el tema Ayotzinapa no es un caso superado y no puede hablarse de un cierre del expediente hasta que se juzgue a todos los responsables y se aclare el destino de los normalistas desaparecidos.

El expediente sigue abierto. Falta ver qué dicen los jueces, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), los resultados periciales solicitados al extranjero. No debe estar cerrado, no puede hablarse de una conclusión y para la CNDH sigue abierto , explicó.

El Ombudsman nacional, luego de presentar el Informe Anual de Actividades 2014 ante la Comisión Permanente de la Cámara de Diputados, pidió a los legisladores aprobar una ley general de desaparición forzada donde se indiquen los tiempos penales en toda la República mexicana y que además recoja los estándares internacionales cumpliendo a su vez la convención suscrita por México para aceptar esa conducta en el ámbito nacional.

Expuso que los estudiantes fueron víctimas de desaparición forzada, lo que representa una grave violación a los derechos humanos. "Los hechos de Iguala son el ejemplo más significativo de lo que está mal en nuestra sociedad, sobre todo de la infiltración del crimen organizado en algunas estructuras del Estado , agregó.

En una conferencia de prensa posterior a su informe, exhortó al Gobierno federal a abrir un espacio de interlocución con los padres de familia y sus representantes y señaló que la CNDH está dispuesta a colaborar en este diálogo.

Dijo que el organismo solicitó medidas cautelares para el caso Ayotzxinapa, además de que dará seguimiento a la implementación de las recomendaciones emitidas el pasado 3 de octubre por CIDH.

CNDH continuará su investigación

Sobre la afirmación que sostuvo el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam en torno a que no hay indicios que apunten a una presunta participación del Ejército en Ayotzinapa, González Pérez dijo que la CNDH no soslayará en su investigación por presuntas violaciones a los derechos humanos.

Debo ser enfático que esto no implica que estemos calificando una actuación y no nos pronunciaremos de nadie hasta agotar el expediente , aseveró.

Dejó claro que cuando se recabe toda la información tanto de los 85 tomos de la averiguación previa de la PGR así como de las autoridades, y entrevistas realizadas, podremos definir hacia dónde caminan las violaciones a los derechos humanos. Antes sería irresponsable pronunciarme .

A pesar de que defendió el derecho a la protesta social, consideró que ésta debe limitarse ante la afectación a terceros y agregó que "Es obligación de la autoridad dar cauce a las muestras de descontento .

mrc