El titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dejó claro que no se cerrará el caso de los normalistas de Ayotzinapa hasta que se logre la detención de todos los responsables.

De esa manera Osorio Chong reafirmó el compromiso por parte del presidente Enrique Peña Nieto de castigar a los culpables de los hechos acontecidos en Iguala, Guerrero: lo que sigue es el fincamiento de responsabilidades penales con la misma severidad con que se agravió a las familias de los jóvenes y a todos los mexicanos

" El procurador ha sido claro al decir que cerrar es equivocado. Mientras no se detenga a todos los culpables y mientras no se dicte sentencia a cada uno, no podrá estar cerrado", recordó el funcionario.

Reconoció la necesidad de superar la emergencia generada por el caso Iguala, pues dijo, el país no se puede detener, tengo presente la necesidad de superar la emergencia, de resolver con la ley en la mano y la fortaleza de las instituciones los asuntos vinculados con fenómenos lacerantes como la inseguridad, la impunidad y la corrupción, que no solo ha enlutado a familias de Guerrero, sino han preocupado e impactado la vida de muchos mexicanos".

Destacó el derecho que tiene los padres de los normalistas de expresar su inconformidad aunque Osorio Chong reiteró la disposición de las autoridades federales al diálogo.

Advirtió que no admitirá más el cierre de carreteras y otras acciones que afectan los derechos de la mayoría de los mexicanos aunque negó un endurecimiento de las autoridades frente a la protesta social, en todo caso se trata de asumir las responsabilidades que le corresponden , aseveró.

mrc