La organización Alto al Secuestro reportó que ese delito se incrementó en enero en 7.5% al registrarse 85 carpetas de investigación, en comparación con las 79 iniciadas en diciembre del 2020.

Informó que también hubo un incremento del 32.2% en el número de víctimas que sufrieron este delito, ya que durante enero 2021 se registraron 123 víctimas de secuestro mientras que en diciembre del 2020 fueron 93.

En tanto, reportó que hubo una disminución de 1% en el número de detenidos relacionados al delito de secuestro, ya que en enero 2021 fueron detenidas 98 personas por este delito mientras que en diciembre 2020 fueron detenidos 99 presuntos responsables.

En conferencia de prensa virtual para presentar este reporte, la presidenta de Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, afirmó que no existe información oficial “precisa y confiable” respecto al delito de secuestro, pues argumentó que en enero se reportaron en medios de comunicación un mayor número de víctimas de secuestros que no han sido reportados por las Fiscalías o Procuradurías de los Estados.

“Es alarmante ya que no contamos con una cifra real para implementar estrategias y tomar decisiones de política pública para erradicar este delito que tanto daña a la sociedad”, sostuvo.

Isabel Miranda de Wallace se pronunció por la especialización de las Unidades Antisecuestro para combatir a este delito, y porque no se les asigne la investigación de otros delitos como extorsión, homicidios e incluso narcomenudeo, podría mermar la actividad para la que fueron creadas.

“Hacemos un respetuoso llamado al señor presidente Andrés Manuel López Obrador a reconsiderar el proyecto de decreto que convierte a la Conase en una Coordinación Nacional Antisecuestro y Delitos de Alto Impacto, para asignarle la investigación de delitos de extorsión y trata de personas, rompiendo con ello la especialización en el delito de secuestro, en el que se ha logrado el objetivo de coordinar esfuerzos de las autoridades estatales y federales”, dijo.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg