El candidato del PRI a la gubernatura, Jorge Herrera Caldera cuenta ya con un discreto equipo de seguridad que podría ser reforzado, ante el temor de que hechos como el de Tamaulipas se repitan.

Luego del asesinato del aspirante del PRI al gobierno de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, el equipo de campaña de Herrera Caldera encendió 'focos rojos' y diseñó de última hora acciones para procurar la seguridad del candidato.

A su vez, el abanderado de la alianza PAN, PRD y Convergencia, José Rosas Aispuro anunció que se mantendrá sin escoltas ni guardaespaldas.

Además Herrera Caldera y Rosas Aispuro descartaron cancelar sus respectivos actos de cierres de campaña programados para estos dos últimos días de actividades proselitistas.

Sin embargo, Herrera Caldera se mostró más cauteloso y demandó garantías mínimas para el desarrollo del proceso electoral.

No obstante, hasta el momento no hay una petición formal ante las autoridades electorales para que brinden una mayor protección a los candidatos a la gubernatura.

Ante ello, los equipos contendientes se mantienen en alerta ante cualquier circunstancia que se pueda registrar en los últimos días de campaña.

/doch