El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Carlos Iriarte, afirmó que cancelar, frenar o desechar la reforma energética, representaría la pérdida de más 150,000 millones de dólares que ha atraído dicha reforma a nuestro país, lo que se traduce, dijo, en “empleos bien pagados” en el país.

Luego de que el candidato presidencial de Morena, PT y Encuentro Social, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que de ganar las elecciones del 1 de julio, pedirá al presidente Enrique Peña Nieto detener las rondas de licitación petroleras para revisar cada uno de los contratos, el coordinador priísta en la Cámara de Diputados argumentó que a cinco años de su aprobación, “la reforma energética ya rinde frutos como la gran palanca del desarrollo en México, pues con ella, han llegado inversiones por 150,000 millones de dólares, lo que representa la generación de cientos de miles de empleos bien pagados, en diversas regiones del territorio nacional”.

Carlos Iriarte refirió que esa reforma ya está muy avanzada, ya que los inversionistas han desarrollado nuevas tecnologías, capacitación para la instalación, operación y uso de los dispositivos generadores.

Por ello, consideró que esos datos confirman la “rentabilidad” de la reforma energética, y “que vamos por el camino correcto, por lo que pensar en cancelar, frenar o desechar la reforma energética, sería contravenir el esfuerzo y el talento de esos miles de mexicanos que han participado en este proceso”.

El coordinador de los diputados federales del PRI aseguró que dicha reforma, “se trata de una locomotora de desarrollo, que ya inició su marcha e incrementará su velocidad, generando condiciones y elementos determinantes que darán sustento al crecimiento y la prosperidad del país”.

Señaló que “los mexicanos valoramos la determinación con que el Congreso de la Unión, el Constituyente Permanente, los partidos políticos, las organizaciones empresariales, la sociedad civil organizada y el propio gobierno aportaron su talento, la suma de sus esfuerzos y sus voluntades, para alcanzar los acuerdos políticos que dieron paso a esta gran reforma”.

El diputado Iriarte Mercado sostuvo que la reforma constitucional en materia de energía, “es un logro que ubica a México en la modernidad del manejo de los insumos del desarrollo, que abre las puertas a las energías limpias y lo coloca como una nación que se abre paso con nuevas tecnologías energéticas”.

jmonroy@eleconomista.com.mx