Ex consejeros electorales, entre ellos expresidentes, enviaron una carta a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados en la que piden que la discusión sobre eliminar el financiamiento público y la figura de legisladores plurinominales se realice al concluir el proceso electoral del 2018.

“En las últimas semanas hemos visto con preocupación la emergencia de un debate que, a nuestro juicio, podría traer un grave daño a los avances democráticos, que de todos modos y mediante un gran esfuerzo nacional hemos alcanzado los mexicanos para sentar las bases elementales de nuestra democracia”.

La carta, confirmada de su recepción por fuentes en San Lázaro, fue firmada por José Woldenberg, Luis Carlos Ugalde y Leonardo Valdés, todos ex consejeros presidentes del otrora Instituto Federal Electoral, así como de los exconsejeros Jacqueline Peschard, Mauricio Merino y Jesús Cantú.

En el documento se llama a la prudencia a los legisladores sobre la doble propuesta de eliminar el financiamiento público y la figura de los legisladores de representación proporcional.

“El Congreso de la Unión puede y debe legislar cambios al financiamiento público, a la representación proporcional y a otras materias muy relevantes, por supuesto, pero lo aconsejable es que la discusión, ya madura, desemboque una vez que haya terminado el proceso electoral 2017-2018”, se lee en el documento fechado el 9 de octubre del 2017.

Agrega la carta que si bien debe discutirse “cómo reducir el enorme costo de las campañas y con ello acotar el financiamiento legal (lo mismo que el ilegal) dirigido a los partidos”, eliminar el financiamiento del todo, lo único que puede acarrear es más problemas de los que actualmente tiene el sistema democrático mexicano.

Por un lado, se advierte que es discutible la pertinencia de eliminar los senadores plurinominales, dado que su figura “distorsiona la representación territorial del Senado”, pero pone énfasis en el tema de eliminarlo en la Cámara Baja.

“Eliminar por completo la figura en la Cámara de Diputados sólo es un intento por afectar el pluralismo político”, indica la misiva.

“No es posible ni deseable reformar esas columnas constitucionales dentro del periodo electoral. Sería una decisión legislativa que implicaría uno de los errores más graves en la era democrática de México”.

Los exfuncionarios electorales también señalan que el Artículo 105 de la Constitución indica que las normas fundamentales en materia electoral no pueden modificarse a partir de los 90 días previos al inicio del proceso electoral, y ello venció el 8 de junio.