El presidente de la Cámara de Diputados, Javier Bolaños, renunciará este martes al cargo a fin de cumplir con el acuerdo que hizo con su bancada del PAN, en agosto pasado, para compartir la presidencia del recinto legislativo con la también diputada panista Guadalupe Murguía Gutiérrez, quien será la nueva presidenta del recinto legislativo a partir del 1 de marzo.

La figura de la presidencia compartida de la Cámara de Diputados fue instaurada por el PAN en el 2014, con el propósito de mantener la unidad de sus grupos internos. En aquel año, la bancada de Acción Nacional determinó dividir en dos el periodo de 12 meses que le correspondía presidir la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, por lo que, los entonces diputados Ricardo Anaya y José González Morfín ocuparon el cargo seis meses cada uno.

Una situación similar acordó en agosto pasado la bancada del PAN, quien determinó que Javier Bolaños ocuparía la presidencia de la Cámara de Diputados por seis meses, y luego la cedería los otros seis meses a la diputada queretana Guadalupe Murguía Gutiérrez.

Debido a que el Reglamento de la Cámara de Diputados no contempla la figura de la presidencia compartida , Bolaños Aguilar debe renunciar voluntariamente al cargo, y que el PAN nombre a un sustituto.

Cabe recordar que el nombramiento de Bolaños y Murguía en agosto pasado estuvo marcado por una profunda división en la bancada panista, al grado que el entonces diputado federal Gustavo Madero acusó a su dirigente nacional, Ricardo Anaya, de haberlo traicionado por haberle prometido a él presidir la Mesa Directiva de la Cámara Baja y luego no cumplir ese compromiso.

jmonroy@eleconomista.com.mx