Las Comisiones Unidas de Salud y Justicia de la Cámara de Diputados aprobaron el dictamen con proyecto de decreto por el que se expide la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y reforma la Ley General de Salud el Código Penal Federal, por lo que su discusión pasa al pleno de San Lázaro.

Este lunes, las comisiones dictaminadoras aprobaron el asunto con 17 votos a favor, siete en contra y seis abstenciones por parte de las y los integrantes de la Comisión de Salud, mientras que, por la Comisión de Justicia se emitieron 17 votos a favor, cuatro en contra y cuatro abstenciones.

El documento enviado a la Mesa Directiva de la Cámara Baja tiene como propósito cumplir con la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y despenalizar el consumo lúdico de cannabis para mayores de 18 años, además de expedir permisos para su autoconsumo y autocultivo.

Entre las restricciones, se encuentran el consumo de cannabis en menores de edad, así como la importación y exportación del cannabis psicoactivo y sus derivados.

Durante el debate, el diputado federal de Morena, Marco Medina, sostuvo que la despenalización del cannabis garantiza las libertades sociales y económicas, e indicó que el consumo de cannabis psicoactivo ha estado bajo un modelo prohibicionista.

En ese sentido, dijo que la regulación de cannabis bajo un enfoque de salud pública y derechos humanos mejorará las condiciones de vida de las y los consumidores, ya que el mercado cannábico se ha considerado ilícito, por lo que los involucrados en la cadena de producción lo han realizado de manera ilegal.

En tanto, la coordinadora parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Verónica Juárez, declaró que el dictamen no distingue el consumo responsable del consumo problemático y, consecuentemente, no genera políticas de prevención congruentes.

Sostuvo que tampoco despenaliza el consumo lúdico, por lo que abre la posibilidad de generar mayores posibilidades de extorsión por parte de las autoridades policiales y ministeriales, y estigmatiza y discrimina a sus consumidores.

De Acción Nacional (PAN), el diputado Éctor Jaime Ramírez, expresó que su bancada no considera que la despenalización del consumo de cannabis disminuya la delincuencia organizada, ya que, las organizaciones criminales se dedicarán a otras actividades delictivas.

Por ello, destacó que al aprobar el dictamen se corre el riesgo de incrementar el número de personas adictas y el acceso a las drogas en menores de edad, y si bien reconoció que el uso médico del cannabis garantiza el derecho a la salud, señaló que diversos estudios han evidenciado que el consumo de cannabis aumenta la violencia física.