Luego de que la calificadora Fitch Ratings bajó su nota de estable a negativa para Petróleos Mexicanos debido a la incertidumbre sobre el nuevo modelo de negocios que emprenderá el nuevo gobierno, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo que se trata solamente de una opinión, y consideró que no representa ningún riesgo para Pemex.  

“Ese es un punto de vista de esta calificadora, lo cierto es que la reforma energética que ellos avalaron, las calificadoras, ha resultado un rotundo fracaso, ojalá y ellos también asuman su responsabilidad, porque ellos respaldaron la reforma energética y ahora resulta que se está cayendo la producción petrolera, que con los contratos no se ha extraído un solo barril de petróleo en cuatro año”.

¿Hasta cuándo decidirá si continúa o no la siguiente fase las rondas de licitación? –preguntaron reporteros a Obrador en una conferencia de prensa ofrecida este sábado en Chihuahua, acompañado del gobernador, Javier Corral.

“Hasta que haya producción, es que ya se entregaron los contratos y no producen las empresas que recibieron los contratos; cómo se van a seguir con las rondas si no hay resultados; no hay inversión. Hasta que haya producción.

“Va a depender de los que tienen los contratos, si producen, entonces se hace la valoración de seguir adelante, pero si no se produce, si tienen los contratos sin activarlos, entonces lo que vamos a hacer nosotros -para evitar una crisis mayor-, es intervenir. Por eso vamos a destinar 75,000 millones de pesos adicionales para extraer, sacar petrolero, y rescatar a Pemex”, Refirió López Obrador.

[email protected]