El IFE concluyó que el presidente Felipe Calderón violó, por tercera ocasión, la Constitución al emitir propaganda personalizada y utilizar recursos públicos con fines electorales.

Lo anterior por el envío de más de 60,000 cartas signadas por Calderón enviadas en marzo del 2012 por el Fondo de Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) donde felicita a derechohabientes por haber ganado un crédito.

El consejero electoral Alfredo Figueroa propuso declarar fundado el procedimiento especial sancionador contra el ejecutivo por emitir propaganda gubernamental una vez iniciadas las campañas electorales que actualmente se desarrollar.

Los funcionarios que funcionarios, además del Presidente violaron la Constitución, es el jefe de la Oficina de la Presidencia y del Fovissste.

La queja que discutió esta noche el Consejo General del IFE fue presentada por el senador perredista Pablo Gómez, quien incluso dijo que en lo personal recibió una de esas más de 60,000 cartas.