El presidente Felipe Calderón reconoció que hay un "problema mayor" en las finanzas de Michoacán, por lo que garantizó al gobernador Fausto Vallejo que su gobierno ayudara al estado.

Al inaugurar el hospital de especialidades del ISSSTE en Morelia, el gobernador aseguró que este estado heredó una deuda de la anterior administración. Calificó el hecho como un "quebranto financiero" y reconoció que el estado michoacano tiene un adeudo en las cuotas al ISSSTE.

Dijo que su gobierno no eludirá la responsabilidad de asumir la deuda, pues dijo que nadie debe deja de ser responsable con las instituciones.

Por ello, Felipe Calderón dijo que su gobierno reconoce la difícil situación por la que atraviesa el estado y cooperará para mejorar la situación.

JSO