El presidente Felipe Calderón Hinojosa ofreció todo el apoyo del gobierno federal a las familias cuyas viviendas resultaron afectadas por el sismo de 7.4 grados Richter del 20 de marzo pasado.

De gira por la costa chica guerrerense, epicentro del sismo del pasado 20 de marzo y que dejó como saldo al menos 500 casas dañadas, el mandatario escuchó las protestas de varios pobladores de la región y prometió ayuda sin distingo de partidos políticos.

Tenemos manera de ayudar a toda, a toda la gente sin excepciones y por supuesto sin partido, sin candidatos ni nada de eso, no se preocupen".

Precisó que todas las casas con daños serán reparadas y las que sean calificadas como pérdida total serán sustituidas por unas más baratas y chicas, pero seguras.

"Estamos buscando los diseños más baratos que podamos, pero que sean los más seguros, que aguanten también temblores para que se puedan hacer, entonces vamos a apoyar a la gente primero con casa, la gente que perdió su casa totalmente, lo lamentamos mucho, pero que no se preocupe porque la vamos a apoyar con una casita aunque sea modesta pero que le pueda ayudar", expresó.

Anunció la puesta en operación de este programa de reconstrucción de viviendas que será, quizá, el más amplio que haya tenido México en mucho tiempo, acción que será apoyada por el gobierno federal hasta el límite de sus posibilidades presupuestarias y reglamentarias.

Calderón Hinojosa escuchó las demandas de los guerrerenses, acompañado por el secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra; la coordinadora general de Protección Civil, Laura Gurza, y el gobernador Ángel Aguirre Rivero.

El titular de la Sedesol, Heriberto Félix Guerra, dio a conocer que en los estados de Oaxaca y Guerrero hay 37,500 inmuebles con deterioro de diversas magnitudes, de los cuales 5,900 presentan daño total.

Ante ese panorama, el mandatario recalcó su compromiso de construir esas casas en diversas modalidades de vivienda popular, y de acuerdo con los presupuestos establecidos para el sector.

Calderón Hinojosa pidió a las familias que se registren en un censo que levantará la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en coordinación con el gobierno del estado, a fin de que el apoyo fluya.

Asimismo, solicitó que se integren comités ciudadanos alejados de cualquier color partidista, campaña y fines políticos, a fin de programar los apoyos y recursos para la gente que resultó afectada por el sismo y las más de 300 réplicas ocurridas en la zona.

La prioridad para el gobierno federal es proteger la integridad física de las familias, por lo que en este municipio se han habilitado dos albergues para atender a los damnificados, puntualizó.

Con información de Radio Fórmula

apr/MIF