Mientras que en varias partes del mundo hay cosas que se reconocen de México, en nuestro país pareciera que hay un concurso de demolición del ánimo nacional , criticó el presidente Felipe Calderón.

Luego, de repente, se generan ciertas espirales que parece concurso de demolición del ánimo nacional, a ver quién lo tira más fuerte, a ver quién apachurra más a alguien anímicamente , sentenció al cerrar el ciclo de Iniciativa México (IM) 2010.

Por ello, el Jefe del Ejecutivo celebró que haya ciudadanos de bien que se esfuercen por construir un país diferente mediante proyectos sociales, como los que concursaron el año pasado en IM.

Alguna vez usé una expresión que me criticaron mucho. Hablé de una minoría, los que causan mucho mal. Sí, pero finalmente la mayoría de la gente que hace bien es abrumadora y esa mayoría de mexicanas y mexicanos de bien tiene que salir a la luz , acotó.

En la residencia oficial de Los Pinos, el secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra, anunció que se cumplió la instrucción de Calderón de duplicar el apoyo económico otorgado a los ganadores de la primera edición de Iniciativa México.

Incluso, el Jefe del Ejecutivo destacó que para la edición de este año el gobierno federal pondrá 2 pesos por cada peso que se aporte a los proyectos de los participantes.

Tanto Felipe Calderón y Félix Guerra, así como el presidente de Grupo Televisa, Emilio Azcárraga Jean, destacaron la participación ciudadana en la transformación del país.

Por otra parte, el ganador de IM 2010, Raúl Hernández, comentó que la desigualdad genera graves carencias en la población que exigen un esfuerzo adicional, tanto de gobierno como de la sociedad civil para subsanar la injusticia.

Frente a empresarios, directivos de medios de comunicación y secretarios de Estado, el pionero del proyecto Agua para Siempre aprovechó para reprobar las prácticas monopólicas de las empresas trasnacionales dedicadas a propagar el maíz transgénico.

A los diputados, senadores y a los funcionarios involucrados, enérgicamente los conminamos a que corrijan esta torcida ley (que avala la siembra de maíz transgénico) y protejan el futuro de nuestra alimentación , aseveró.

[email protected]