Con el argumento de que los procesos electorales siguen marcados por la inconformidad y la división, el presidente Felipe Calderón hizo una pausa durante su mensaje en torno del VI Informe de Gobierno para pedir a los mexicanos que apoyen en lo esencial a su sucesor, Enrique Peña Nieto.

Deseo éxito al Presidente electo en su mandato y pido a los mexicanos que, por encima de cualquier diferencia, lo apoyemos en lo esencial porque sé muy bien que un Presidente necesita la colaboración de todos para sacar a México adelante , dijo en Palacio Nacional.

Hace seis años, la elección y la legitimidad de Calderón Hinojosa fue cuestionada por los mismos que ahora desconocen al priísta, Enrique Peña Nieto. Ayer, el Primer Mandatario exhortó a los mexicanos a cerrar filas en torno de quien ya fue validado por las autoridades electorales como el próximo gobernante del país.

Ante amigos, familiares, empresarios, gobernadores, secretarios de Estado y representantes de la sociedad civil, el michoacano consideró que es indispensable lograr que los resultados de los comicios se resuelvan por encima de toda duda para ciudadanos y contendientes , y se pronunció por perfeccionar las leyes electorales.

Sé que lograr mayores consensos no sólo es cuestión de normas porque, como dijo Carlos Castillo Peraza, para que haya democracia se requieren demócratas , expresó y le secundó una ovación por parte del auditorio en el que permanecieron serios los gobernadores afiliados al PRD.

Durante su mensaje de casi 100 minutos de duración hubo cabida para la difusión de logros, la recriminación a prácticas del pasado y la autocrítica. El primer rubro al que se refirió fue el más reprochado durante su administración: la seguridad.

Al respecto destacó que enfrentó la desafiante amenaza criminal con las herramientas de un Estado democrático, sin coartar libertades ni derechos y sin emplear el Estado de excepción.

Por muchos años, mientras el crimen se fortalecía, el Estado se debilitaba. Hemos revertido la tendencia. Hoy, las instituciones del Estado mexicano se fortalecen mientras las organizaciones criminales se debilitan. He aquí otro esperanzador símbolo de la transformación que impulsamos. En este esfuerzo se han presentado, desde luego, errores y omisiones , afirmó.

Reconoció que la meta en el rubro de seguridad aún está muy lejos, por lo que también dejó tarea a Peña, a quien pidió que combata con firmeza al crimen, continúe con el control de confianza para que no haya un solo policía sin evaluar , fortalezca el tejido social y exija corresponsabilidad a otros países.

Calderón Hinojosa reprochó también al Congreso. Sentenció que el crecimiento económico es aún insuficiente y, en gran medida, se debe a las reformas estructurales que le han sido negadas al país por razones ideológicas o cálculos políticos.

Hago votos porque el nuevo Congreso pueda superar esas diferencias y dar a México las reformas que requiere urgentemente , externó.

Con voz enérgica expuso que en materia económica sería injusto dejar de reconocer que se superó la crisis financiera global y determinó que entre los pendientes se encuentra salir de la preocupante afectación en el nivel de vida de las familias, debido a la crisis y el alza internacional en el precio de los alimentos, agravada por la fiebre aviar.

Presumió que pese al drástico escenario internacional, desde enero del 2007 se registraron más de 2 millones 240,000 empleos nuevos ante el IMSS, es decir, el doble que los generados en la administración anterior.

APLAUSOS POR RUBRO

El tema económico le valió otra ronda de aplausos a Calderón como también le aplaudieron la extinción de Luz y Fuerza del Centro, empresa que costaba más de 42,000 millones de pesos anuales en subsidios.

Entre los avances, registró que las reformas hacendaria, energética, de competencia económica y de Asociaciones Público-Privadas se habían pospuesto por décadas porque impulsarlas significaba enfrentar prejuicios, intereses y privilegios, y su gobierno asumió los riesgos para sacarlas adelante.

Luego del enfrentamiento que tuvo el gobierno federal con la empresa MVS por el rescate de la banda de 2.5 GHz, el Presidente destacó que las decisiones en el sector de telecomunicaciones se han tomado en base a criterios técnicos y no políticos.

Mención aparte mereció la nueva regla que permite la iniciativa preferente. El anfitrión recordó que envió al Congreso la iniciativa de reforma laboral que contiene medidas para garantizar la democracia interna, la transparencia y la rendición de cuentas en los sindicatos. Además de la reforma a la Ley General de Contabilidad Gubernamental para exigir cuentas a los gobernadores.

Asimismo, admitió que en varios rubros faltan acciones, tal es el caso de la pobreza, pues advirtió que pese a los esfuerzos, aún hay miles de mexicanos que se mantienen en la exclusión y la miseria, aunque un factor determinante para ello es la dispersión de la gente.

El presidente Felipe Calderón cerró su discurso al reconocer a quienes lo han acompañado durante su gestión, incluidos los dos secretarios de Gobernación que fallecieron en accidentes aéreos, Juan Camilo Mouriño y Francisco Blake. Se le entrecortó la voz al agradecer a sus hijos, mientras los asistentes le aplaudieron en lo que él hizo una pausa para evitar las lágrimas.

A la cita en Palacio Nacional acudió la primera dama, Margarita Zavala; los tres hijos del Presidente; el empresario Carlos Slim; el dirigente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell; el senador Alonso Lujambio; el panista Diego Fernández de Cevallos, por mencionar a algunos asistentes.

[email protected]