El presidente Felipe Calderón Hinojosa llamó a romper las inercias que condenan a las personas con discapacidad a una vida de marginación, exclusión o discriminación.

Al instalar el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad, el mandatario instruyó diversas medidas a nivel federal en favor de ese sector como por ejemplo garantizarle el libre acceso a los edificios públicos federales.

"Instruyo a los secretarios que están aquí presentes, y a los ausentes también, a que le busquen y garanticen que haya libre acceso a los edificios en donde ustedes, esperamos, suelen trabajar", indicó.

Acompañado por su esposa, Margarita Zavala, y por ocho titulares de secretarías u organismos gubernamentales, Calderón Hinojosa pidió impulsar cambios que tomarán tiempo "pero que requieren iniciarse cuanto antes, rápido y con una visión de futuro, que es fundamental para que salgan bien".

Ordenó al secretario de Comunicaciones y Transportes, Doinisio Pérez Jácome, verificar que en los aeropuertos del país se obligue a tener rampas, accesos y sanitarios adecuados para los discapacitados.

También pidió que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) establezca una norma para que en las carreteras, muchas de las cuales carecen de baños para cualquier persona, tengan instalaciones adecuadas para todos, sobre todo para quienes tienen alguna discapacidad.

En el salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos el presidente Calderón dijo que se debe obligar al concesionario de una carretera, o si el propio gobierno federal la opera con más razón, para que se pueda impulsar esa normatividad.

Exigió al titular del ISSSTE, Jesús Villalobos López, 'a ver cómo le hace', pero modifiquen el reglamento de las guarderías del organismo.

Además instruyó al secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, y al director general de la Comisión Nacional del Deporte (Conade), Bernardo de la Garza, a hacer esfuerzos e impulsar el deporte adaptado, y que las instalaciones con que se cuentan, para empezar, por lo menos tengan los accesos necesarios.

Indicó que también se buscará que la comunicación del gobierno, por lo pronto la de la Presidencia de la República, cuente con las normas elementales.

"No me había percatado de eso, pero efectivamente, que por lo pronto los discursos del presidente y también de los secretarios, también a fuerza, cuenten con el lenguaje a señas mexicanas que hace falta", planteó.

El titular del Ejecutivo federal formuló una instrucción también al secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, quien no participó en el acto, pues no forma parte de ese Consejo Nacional.

Aún en su ausencia pidió al titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) que en la televisión pública que se impulsa en México a través de canales concesionados a entidades públicas se establezca, por lo menos, un noticiero que tenga también un lenguaje de señas y de ser posible elementos de comunicación para personas con discapacidad.

Reconoció que en materia de empleo existe mucho por hacer y pidió acercarse a las secretarías del Trabajo y Previsión Social y de Desarrollo Social para conocer sus programas y determinar si hay algún elemento que coadyuve a la generación de empleo para los mexicanos que se encuentren en la referida condición.

El presidente Calderón subrayó que sin bienestar, sin progreso y sin inclusión de las personas con discapacidad 'no hay estrictamente un valor democrático del cual podamos preciarnos (pues) mientras haya alguien que se le excluya en su voz o en sus decisiones y en sus oportunidades, no podemos hablar de democracia plena'.

apr