Enrique Peña Nieto decidió no continuar la estrategia contra la delincuencia organizada iniciada en el sexenio anterior y entre las decisiones tomadas en su gobierno se “encerró” a la policía y la Secretaría de Seguridad Pública en una dependencia política, dijo el expresidente Felipe Calderón.

En entrevista con Radio Fórmula, el expresidente comentó que estas decisiones de Peña Nieto para combatir el crimen fueron respaldadas por el entonces diputado panista Ricardo Anaya, hoy aspirante a la presidencia de México y quien plantea otro plan de combate a la delincuencia.

Felipe Calderón dijo que su estrategia consistía en no evadir a los delincuentes, atacarlos y fortalecer las instituciones de seguridad, pero Peña Nieto “arrumbó y encerró a la Secretaría de Seguridad Pública y a la Plataforma México”.

Calderón presumió que el actual gobierno pudo haber desaprovechado, incluso perdido el aprovechamiento de la información sobre delincuentes contenida en “500 millones de datos”, desde huellas dactilares hasta avances informáticos que pudieron haberse utilizados en estos años.

El expresidente lamentó entonces que Enrique Peña Nieto haya desistido de seguir con su estrategia, porque en estos días estaría generando resultados