El próximo Presidente va a llegar a Los Pinos en una situación de notable debilidad, opinó la especialista en Ciencia Política, Soledad Loaeza, quien expuso que la actual administración dejará un saldo negativo en términos de seguridad, ejercicio de gobierno y administración pública.

Me parece que una de las grandes debilidades de este gobierno ha sido tratar de colonizar, por así decirlo, la administración pública con miembros del Partido Acción Nacional cuya trayectoria en la función pública es muy breve o prácticamente nula , declaró a El Economista.

Al opinar en torno al sexenio del presidente Felipe Calderón, la profesora e investigadora de El Colegio de México explicó que el único criterio que aparentemente se ha adoptado para designar a los funcionarios públicos es su lealtad al Presidente.

Ése ha sido un error garrafal que seguramente tendrá costos de largo plazo y que tendremos que enfrentar en su momento , comentó a casi dos semanas del último Informe de Gobierno del Ejecutivo federal.

Por otro lado, destacó, se debe reconocer que con Calderón no se ha interrumpido la continuidad institucional, además de que logró reconstruir la imagen de autoridad de la Presidencia, la cual se vio dañada por Vicente Fox.

Loaeza consideró que las actitudes de Vicente Fox y el intervencionismo de su esposa, Marta Sahagún, le hicieron mucho daño a la Presidencia.

Incluso argumentó que el problema de inseguridad en el país no sólo se le debe criticar a este gobierno, sino a la falta de acción durante el sexenio foxista.

Hay que tomar en cuenta lo que dejó el sexenio foxista, entre eso el tema de seguridad que no enfrentó con la eficacia, seriedad y la concentración con la que debió haberlo hecho, de tal suerte que el presidente Calderón se vio obligado a enfrentar ese problema teniendo además pocos instrumentos para hacerlo , detalló.

Precisó que la derrota del PAN en la elección se explica en buena medida por el descontento de los resultados de las políticas gubernamentales.

El comportamiento del voto panista tiene más que ver con el desempeño del gobierno que con el propio partido , externó.

Al referirse al PAN, Soledad Loaeza comentó que Calderón no ha perdido liderazgo, sólo se ha visto una confrontación de fuerzas en el partido y es posible que haya corrientes que apoyen al Presidente y otras al líder nacional, Gustavo Madero.

NO PIERDE EL CONTROL

Para el escritor, Antonio Navalón, Calderón terminará por controlar a Acción Nacional a mediano plazo.

Calderón, tarde o temprano significará un valor muy importante en el PAN. Es posible que ahora, en esta primera oleada, pierda. A medio plazo estoy seguro que acabará controlando el PAN .

Navalón enfatizó que un partido no es partido, no alcanza la mayoría de edad , hasta que le pasan dos cosas: que llegue al poder y que salga del poder.

En el PAN estamos ante un espectáculo normal (...) Si la victoria siempre tiene padres y en este caso fue el PAN, la derrota es huérfana, entonces, nadie quiere ser el papá de la criatura que significa perder el poder , afirmó al ser cuestionado sobre la derrota electoral del blanquiazul y la reestructuración del mismo.

tania.rosas@eleconomista.mx