Guadalajara, Jalisco. La Fiscalía General del Estado informó por la tarde de este miércoles sobre un operativo en el que detuvieron a dos más implicados en el atentado que sufrió el secretario de Trabajo y exfiscal general, Luis Carlos Nájera. Con estas aprehensiones suman siete los aprehendidos hasta el momento, además de un agresor que murió en horas recientes en un hospital de la capital jalisciense. 

El titular de la instancia de procuración de justicia de Jalisco, Raúl Sánchez Jiménez precisó que derivado de investigaciones y testimonios de los primeros cinco sujetos aprehendidos en horas recientes se logró dar con una casa ubicada en Remanso de los Mapaches esquina con Circuito de los linces, en el fraccionamiento Ciudad Buganbilias, en Zapopan, Jalisco.

En conferencia de prensa, el fiscal relató que el inmueble era utilizado por los delincuentes como casa de seguridad.

“Al llegar a ese lugar, personal de la Fiscalía General del Estado y personal de la Comisaría de Zapopan, Jalisco detuvieron a dos sujetos que al ver la presencia de los uniformados trataron rápidamente de ingresar a la finca por lo cual fueron detenidos. En el sitio los elementos escucharon gritos de auxilio por lo que ingresaron a ese inmueble”, dijo.

Al interior, indicó Sanchez, se encontraban dos personas que habían sido privadas de su libertad. Los detenidos responden al nombre de Victor Manuel “N” de 26 años de edad y Fernando de Jesús “N”, de 23 años.

“Al inspeccionar esa finca se encontraron chalecos tácticos, celulares, cartuchos de diferentes calibres; un arma lanzagranadas calibre 40mm, varias credenciales de elector, uniformes de policías, varias herramientas, cuatro rifles AR15 calibre 223 y un AK47”, apuntó.

Asimismo, el fiscal agregó que se aseguraron una camioneta y una moto que fueron utilizadas en el atentado de Nájera. Ante los hallazgos, Sánchez señaló que se giró una orden de aprehensión en contra de los primeros cinco detenidos por los delitos de tentativa de homicidio calificado y delitos cometidos contra representantes de la autoridad. 

El funcionario señaló que tras los bloqueos a diferentes vialidades y disturbios que se generaron al frustrarse el intento de homicidio del exfiscal se implementó un protocolo de colaboración entre instancias municipales, estatales y federales en el marco de la implementación del operativo Escudo Titán.

Como represalia a las primeras detenciones realizadas de sujetos vinculados con el Cártel Jalisco Nueva Generación, afirmó Sánchez Jiménez, se suscitaron los incendios de tres autobuses; en uno de ellos resultaron nueve personas heridas entre los que estaban una mujer y su bebé; éste último  falleció este martes debido a las graves quemaduras que sufrió.

“Queremos decirles que como autoridad estamos enfrentando a un grupo delictivo sin escrúpulos; sujetos incapaces de sentir cualquier empatía por la vida humana y sus semejantes, así, sin embargo, esto no nos intimida”, enfatizó. 

El fiscal concluyó que seguirán las investigaciones sobre el caso con el objetivo de que “se aplique todo el peso de la ley” en contra de los hasta ahora detenidos y que demás que resulten de las averiguaciones.

hector.molina@eleconomista.mx