Integrantes la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tomaron seis gasolineras en Oaxaca, además de mantener un cerco en la terminal de autobuses de primera clase como parte de sus actividades contra la reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto.

Los maestros avanzaron de su campamento instalado en el Centro Histórico, desplegándose en brigadas móviles, en cada uno de los puntos de protesta. Otros maestros se han concentrado en los centros comerciales como Sam’s Club para impedir las actividades, mientras deciden que más protestas llevarán a cabo para dar seguimiento a sus demandas.

En el Aeropuerto de la ciudad de Oaxaca los maestros realizaron pintas en las pistas de aterrizaje. Y de acuerdo con reportes de prensa local, en el Aeropuerto de Huatulco también se registra un bloqueo de los profesores.

Realizaron pintas en las pistas de aterrizaje del aeropuerto internacional Benito Juárez de Oaxaca, ubicado en la agencia de San Juan Bautista La Raya, perteneciente al municipio de Santa Cruz Xoxocotlán.

Los manifestantes precisaron que se tienen inconsistencias en el reconocimiento total de los sindicalizados, con esta medida, muchos trabajadores quedarían fuera de la nómina, a otros, sus percepciones no les llegarían de forma completa.

Además mantiene bloqueos en la caseta de cobro de la autopista impidiendo el tránsito hacia el interior de estado, así como a Veracruz y a Chiapas.

El vocero de la gremial, Mohamed Otaki Toledo, afirmó que las movilizaciones busca valer los acuerdos que tomó su Asamblea Plenaria en la que se determinó que la Comisión Política exija al director general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO ) Moisés Robles que detenga la emisión de los cheques con el formato federalizado.

En las regiones también se esperan las acciones, y para el lunes, decidieran un plan de acción contundente para lograr sus objetivos.

Con información de Quadratín

mrc