Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) bloquean los accesos viales y peatonales del Senado de la República, luego de enterarse de que las comisiones de Puntos Constitucionales y de Educación sesionarían en ese recinto.

Aproximadamente 50 personas evitaron la entrada y salida de personal, así como de todos los vehículos a dicho recinto, en donde a partir de las 17:00 horas de este miércoles estaba programado continuar con el debate sobre la cancelación de la reforma educativa establecida por el gobierno federal anterior.

El personal de seguridad del Senado de la República se vio sorprendido, pues  algunos empleados se quedaron fuera y otros dentro del edificio, donde se esperaba el arribo de los diputados federales que integran dichas comisiones, y quienes durante la mañana estuvieron trabajando en un restaurante en la alcaldía Venustiano Carranza.

Sin embargo, tras avisar que llegarían al Senado, un grupo de maestros de la CNTE se apostó en la entrada del edificio.

Alistan cambios al dictamen

El líder de los diputados de Morena, Mario Delgado, adelantó que el dictamen de la reforma educativa tendrá cambios importantes, entre ellos que los maestros mantendrán el régimen laboral del apartado B del 123 de la Constitución.

Luego que integrantes de la CNTE reclamaron ese apartado y que extendieron sus bloqueos del Palacio Legislativo de San Lázaro al Senado, sostuvo que así quedará el régimen laboral a fin de que se respeten y se garanticen todos los derechos del magisterio.

Expuso que, en el tema de promoción y reconocimiento, se basará en el tercero constitucional a fin de construir una ley de carrera magisterial que garantice a los maestros el derecho permanente a la capacitación, a la formación y al reconocimiento. "Pero lo que sí queda claro es que se erradica toda la parte punitiva”.

“La reforma dice explícitamente que habrá procesos transparentes, públicos, equitativos, donde se considere la experiencia, los conocimientos de los maestros para todo lo que tiene que ver con promoción. Esto tendrá que reflejarse en una ley secundaria”.

Reconoció que se necesitan votos para que esta reforma constitucional camine, porque si no avanza la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, con todo lo que se ha construido en la Cámara de Diputados, lo que quedaría es la reforma del anterior gobierno.

“Entonces un voto en contra de esta propuesta alternativa es un voto a favor de la permanencia de la reforma de (Enrique) Peña Nieto, y eso es lo que queremos abrogar y ése es el compromiso del Presidente de la República”, manifestó.

Delgado Carrillo se dijo muy optimista de que una vez que el magisterio conozca este dictamen se manifestará en favor, porque todas sus preocupaciones están ahí atendidas y todo lo que le agravió se borrará por completo. "Vamos a cerrar este capítulo vergonzoso, donde se persiguió al magisterio”, dijo.

Rechazó que las Comisiones Unidas de Educación y Puntos Constitucionales vayan va a sesionar "en los oscurito"; “hasta el Canal del Congreso va a transmitir la sesión de las comisiones”, aclaró.

Confió que este dictamen logre los votos necesarios para su aprobación . “Hay una muy buena disposición de parte de los grupos parlamentarios, yo veo que están muy optimistas con este dictamen, vamos a ver al ratito, vamos a despejar dudas de cómo votan”.

“Estoy muy optimista de que pueda generar los consensos necesarios para que se apruebe esta reforma constitucional y terminemos con la reforma vigente”, subrayó.

Sin embargo las Comisiones Unidas reunidas en la sede alterna en el Senado de la República no habían podido iniciar la sesión por falta de quórum, toda vez integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantenían bloqueados los accesos.