La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresó su rechazo a la pena de muerte a la que fueron sentenciados los hermanos José Regino, Luis y Simón González Villarreal, por un tribunal de Kuala Lumpur, Malasia.

En un comunicado, el organismo autónomo reiteró su repudio a la pena capital, ya que se trata de la sanción más grave que atenta contra la dignidad humana con carácter irreversible, de imposible reparación y cuya aplicación propicia injusticias .

Consideró necesario que se intensifiquen las acciones orientadas a evitar la pena de muerte y que se salvaguarden los derechos a la vida, a la dignidad y a la integridad corporal de todas las personas bajo cualquier circunstancia.

En ese contexto confirmó que su titular, Raúl Plascencia Villanueva envió a su homólogo, el presidente de la Comisión de los Derechos Humanos de Malasia, Tan Sri Hasmy Agam, una solicitud de apoyo para que actúe en defensa de los ciudadanos mexicanos.

La CNDH dio a conocer que mantiene y mantendrá firme su exigencia para que los mexicanos sentenciados en el extranjero reciban asistencia consular y jurídica.

klm