La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) omitió en su recomendación del caso de Irma, mujer mazateca que parió a su hijo en el patio del hospital de San Felipe Jalapa de Díaz, Oaxaca, el 2 octubre del 2013, las medidas de no repetición solicitadas por la afectada, denunció el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), dirigido por Regina Tamés.

Si bien la recomendación resultó de una investigación de oficio de la CNDH, iniciada el 4 de octubre del 2013, Irma, acompañada por GIRE, presentó el 4 de noviembre del 2013 una queja en donde indica las medidas que ella considera adecuadas para resarcir el daño. Destaca la indemnización, atención médica y educativa, peticiones que, a decir de GIRE, fueron ignoradas por la CNDH.

De acuerdo con la recomendación, los derechos a la salud de Irma fueron violados, al igual que los de integridad y seguridad personal. Al trato digno, al derecho a una vida libre de violencia, a la igualdad y a la no discriminación y a proteger el interés superior de la niñez, debido a la falta de atención médica adecuada e infraestructura necesaria para la prestación de servicios de salud.

GIRE explicó que el documento expedido por la CNDH el 29 de enero del 2014 pide tomar medidas de no repetición y la reparación del daño, pero deja al arbitrio de la autoridad responsable que repare el daño como mejor le parezca, sin establecer los parámetros objetivos para determinar el monto de la indemnización.

Para GIRE, la reparación del daño no debe estar sujeta a lo que se resuelva en la instancia penal o administrativa, ya que la CNDH reconoce que sí existió una inadecuada atención médica, por tanto, responsabilidad institucional. Con base en lo que indica la propia Comisión dentro de la observación 52 de la recomendación, Irma debe tener acceso efectivo a resarcimiento (...) justo .

ana.langner@eleconomista.mx